Cuando figuras inscrito en un fichero de morosos, las opciones se van limitando cada vez más. Comienzas a ver rechazadas tus solicitudes de crédito, así como son negadas tus contrataciones de servicios y seguros. Es por esto que conseguir una solución rápida pasa a ser una verdadera necesidad.

Por suerte, pagar deudas estando en ASNEF y sin dinero, es posible gracias a la Ley de Segunda Oportunidad, una norma que te saca del fichero para que comiences de nuevo.

Aquí te explicamos cuáles son las consecuencias de estar en ASNEF y cómo salir del fichero cuando no tienes suficiente dinero.

¿Estás en una situación de impago de deudas? Ya sea tarjeta revolving, intereses abusivos, un crédito exprés, o si estás en ASNEF u otros ficheros: contáctanos y te ayudaremos a solucionar tu caso particular.

Qué es ASNEF

ASNEF es una asociación a la que se suscriben los bancos y entidades financieras españolas, con la intención de salvaguardar sus intereses. Las principales funciones de esta asociación tienen que ver con el intercambio de información entre las empresas que la conforman.

Cuando hablamos de “estar inscrito en ASNEF” se está haciendo referencia al fichero de morosos creado por esta asociación. Este fichero es un registro de impagos en el que se inscribe a los deudores insolventes de cada una de las empresas que se han adscrito a la asociación.

El propósito del fichero de morosos de ASNEF es minimizar el riesgo de impago que corren estas empresas al contratar con un nuevo cliente.

Forman parte de ASNEF empresas como las siguientes:

  • Bancos.
  • Entidades financieras.
  • Cajas de ahorro.
  • Cajas rurales.
  • Aseguradoras.
  • Prestadoras de servicios de telefonía, luz, internet, gas, etc.

Cuando una persona se encuentra en estado de insolvencia con respecto a una de estas empresas, la inscripción en el fichero se hace casi de forma automática. Es decir, no hace falta solicitar consentimiento al deudor, basta con una simple notificación informando sobre su inscripción en el fichero. Es por esto que tantas personas pueden pasar un tiempo inscritas en ASNEF y no se enteran hasta que sus solicitudes de créditos son rechazadas.

Consecuencias de estar inscrito en ASNEF

pagar deudas estando en ASNEF

Cuando estás inscrito en el fichero de morosos de ASNEF, tus posibilidades de obtener nuevo financiamiento son reducidas en gran medida. Esto se debe a que hoy día la mayoría de las empresas del ramo financiero forman parte de esta asociación. Lo que significa que si eres inscrito en el fichero todas estas compañías tienen acceso a la información de tu deuda.

Esto hace que los bancos y financieras te vean como una persona incumplida, incapaz de pagar sus deudas. En otras palabras, serías un deudor con un alto nivel de riesgo de impago, un riesgo que ninguna de estas empresas está dispuesta a asumir.

Pero eso no es todo, como mencionamos antes, no solo bancos y financieras son parte de ASNEF. Conforman también esta asociación otras compañías como las prestadoras de servicio y aseguradoras. Por lo que, además de nuevos créditos, tampoco podrás celebrar ni renovar contratos de servicios como luz, teléfono, internet, gas, agua, entre otros. Así como tampoco serás capaz de adquirir nuevas pólizas de seguro patrimonial ni personal.

Cómo pagar deudas estando en ASNEF

Entre las distintas formas de salir de ASNEF, pagar es la más sencilla. Sin embargo, esta solo es una posibilidad si cuentas con suficiente dinero para asumir el pago de la deuda, o al menos negociarla.

Si verificas que cuentas con el dinero necesario para pagar la deuda, todo lo que tienes que hacer es acudir a tu acreedor e informarle tu intención de pagar lo adeudado. En este caso, la empresa estará obligada a solicitar que seas eliminado del fichero de ASNEF.

Si, transcurrido un lapso de tres meses, sigues apareciendo en el fichero, puedes reclamar a tu acreedor o comunicarte directamente con Equifax (la empresa que gestiona el fichero de ASNEF), adjuntando el comprobante que demuestra que ya has pagado y exigiendo que te den de baja del fichero.

Ley de Segunda Oportunidad

Ahora bien, cuando no se cuenta con el dinero necesario para pagar la deuda, es necesario buscar otras alternativas para salir del fichero. Entre estas, la que recomendamos es acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad.

Se trata de una ley que permite a los deudores sin dinero salir de sus deudas sin tener que pagarlas. Esto por medio del denominado Beneficio de Exoneración del Pasivo Insatisfecho, un mecanismo que requiere, entre otras cosas, la liquidación del patrimonio del deudor.

Con la Ley de Segunda Oportunidad tienes acceso a un procedimiento que te permitirá negociar con tus acreedores la aplicación de un plan de pagos, así como también el acuerdo de quitas y esperas. Eso sí, sin lugar a dudas el mayor beneficio que contempla la ley es la exoneración del pasivo insatisfecho, el cual elimina todos los pasivos que el deudor no haya logrado cubrir con la liquidación de su patrimonio.

Quiénes pueden acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad

La Ley está dirigida a beneficiar tanto a personas naturales como jurídicas. De manera que incluso las empresas con problemas financieros pueden acogerse a esta normativa. Dentro de las personas naturales, la ley no hace distinción entre dependientes y autónomos, por lo que, siempre que cumpla con los requisitos de ley, cualquier deudor puede acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad.

Requisitos para acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad

  • No tener suficiente patrimonio para pagar todas tus deudas.
  • Demostrar que es un deudor de buena fe.
  • No haber solicitado el BEPI en los últimos diez años.
  • No haber rechazado, en los cuatro años previos, ninguna oferta de trabajo acorde a tus capacidades laborales.

Para obtener el Beneficio de Exoneración del Pasivo Insatisfecho, es necesario cumplir a cabalidad el procedimiento contemplado en la Ley, el cual está compuesto por las fases que explicaremos a continuación.

¿Estás en una situación de impago de deudas? Ya sea tarjeta revolving, intereses abusivos, un crédito exprés, o si estás en ASNEF u otros ficheros: contáctanos y te ayudaremos a solucionar tu caso particular.

Fases de la Ley de Segunda Oportunidad

pagar deudas estando en asnef

Negociación

La primera fase de este procedimiento es la negociación extrajudicial. Se trata de un lapso de tres meses en los que el deudor intentará llegar a un acuerdo de pago con sus acreedores.

Esta fase inicia con la solicitud del deudor de acogerse a la ley de segunda oportunidad. Esta solicitud debe hacerse ante notaría y surte una serie de efectos legales, entre los que se encuentra la paralización de las ejecuciones contra el deudor.

Durante la negociación extrajudicial, el deudor puede recibir quitas y/o esperas de parte de sus acreedores. Esto, si logra un acuerdo de pagos, el cual deberá ser propuesto por él y luego sometido a la evaluación y posible modificación de los acreedores.

Si, vencido el lapso de tres meses, el deudor no ha logrado un acuerdo con sus acreedores, estará obligado a solicitar formalmente el concurso consecutivo ante el juez mercantil que corresponda.

Concurso de acreedores

Con la solicitud de concurso se da inicio a la fase judicial del proceso. A partir de este momento el deudor pierde el poder de disposición y administración de sus bienes, funciones que pasará a desempeñar el administrador concursal.

Será también el administrador concursal quien deberá recopilar toda la información referente a los créditos para su posterior clasificación.

Por otra parte, la clasificación de créditos determinará el orden en que se pagará a los acreedores terminada la fase de liquidación.

El concurso de acreedores pasa también por la etapa de calificación, durante la cual se examinan todas las pruebas presentadas por los acreedores y el deudor. Mediante estos instrumentos probatorios, el juez evaluará si se trata de un concurso culpable o de buena fe.

El concurso es calificado culpable cuando se demuestra que el deudor ha incurrido en negligencia, imprudencia, impericia respecto a la administración de sus bienes. Asimismo, se calificará culpable cuando se pruebe que, con intención, el deudor ha procurado su propia insolvencia para perjudicar a sus acreedores.

Si, por el contrario, se demuestra que el deudor ha procurado todo lo que estaba a su alcance para pagar sus deudas, entonces se calificará como un deudor de buena fe.

Esta calificación es de gran importancia, pues de ella dependerá la procedencia del BEPI, el cual solo es otorgado a deudores de buena fe.

Liquidación patrimonial

La última etapa del concurso de acreedores es la liquidación del patrimonio del deudor. Esta es la etapa más importante y también variable durante el concurso, pues su duración puede extenderse hasta unos cinco años, dependiendo de cuán difícil o fácil resulte la enajenación de los bienes.

Exoneración del pasivo insatisfecho

Finalizada la liquidación del patrimonio deudor, se pagará con el dinero percibido, todas las deudas posibles en el orden establecido por el administrador concursal. En este sentido, todas las deudas que resultaren imposibles de pagar, pasarán a denominarse Pasivo Insatisfecho.

Es sobre el pasivo insatisfecho que se puede aplicar el beneficio de exoneración. Este es concedido por el juez mercantil y elimina por completo estas deudas, tal y como si el deudor las hubiese pagado. Como consecuencia, se ordena su extinción y por ende se sacará al deudor de los ficheros de morosos.

De provisional a permanente

En principio, el Beneficio de Exoneración del Pasivo Insatisfecho tiene carácter provisional. Esto quiere decir que por un periodo de cinco años, el beneficio podrá ser revocado a solicitud de cualquiera de los acreedores. Para ello, el o los acreedores deberán presentar pruebas de que el deudor ha dejado de cumplir alguno de los requisitos exigidos por la ley. Será también revocado el BEPI cuando se demuestre que la capacidad económica del deudor ha aumentado gracias a ganancias de azar o la adquisición de una herencia o legado.

Si, en cambio, transcurren estos cinco años sin que se solicite la revocación del beneficio, este adquirirá carácter definitivo.

Ventajas de acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad

Puedes negociar con tus acreedores

La Ley contempla en su primera fase, un lapso de tres meses como última oportunidad para negociar un plan de pagos con tus acreedores. Si logras un acuerdo, este te permitirá pagar tus deudas bajo condiciones más convenientes, lo que evitará que tengas que liquidar tu patrimonio.

Permite salir de deudas sin dinero

La Ley de segunda oportunidad se ha convertido en la mejor opción para aquellos deudores que no tienen suficiente dinero para pagar sus deudas. Con BEPI puedes exonerar todos los pasivos que no puedas cubrir con tu patrimonio.

Protege a todos

La Ley no distingue entre comerciantes, autónomos ni dependientes. Así como protege tanto a personas naturales como jurídicas.

Puedes conservar tu vivienda principal

Si logras demostrar que el valor de la vivienda no es suficiente para cubrir la hipoteca, y que la venta no beneficia realmente el pago de las deudas, puedes conservar tu vivienda principal.

Sales de los ficheros de morosos

Con el Beneficio de Exoneración del pasivo insatisfecho, extingues todas las deudas sin pagar. Esto significa que dejarás de ser un deudor insolvente y por lo tanto serás dado de baja de ASNEF y cualquier otro fichero de morosos en el que figures.

Riesgos de pedir un nuevo crédito estando en ASNEF

Muchas personas inscritas en ASNEF cometen el error de pensar que pedir un crédito es la solución. Aunque en la actualidad existen múltiples financieras que conceden préstamos a deudores insolventes, la verdad es que se trata de una opción poco beneficiosa.

Esto se debe a que las entidades financieras que están dispuestas a financiar a insolventes, son empresas que se encuentran fuera de la regulación del Banco de España. Esto hace que estas compañías ofrezcan condiciones que normalmente no son aplicadas en bancos tradicionales.

Algunas de estas condiciones resultan un verdadero perjuicio para una persona endeudada. Entre estas se encuentran los intereses usuarios, intereses abusivos, falta de transparencia, acoso por cobranza, entre otras.

¿Necesitas ayuda?

Si te encuentras inscrito en un fichero de morosos, es importante que evalúes muy bien cada opción antes de tomar una decisión. Es por esto que contar con la asesoría de profesionales resulta indispensable para lograr resultados favorables.

En Adiós Ficheros tenemos un equipo de trabajo conformado por abogados especialistas en Derecho Bancario y Finanzas. Este equipo está preparado para recibir tu caso, analizarlo y brindarte la asesoría que necesitas.

¿Estás en una situación de impago de deudas? Ya sea tarjeta revolving, intereses abusivos, un crédito exprés, o si estás en ASNEF u otros ficheros: contáctanos y te ayudaremos a solucionar tu caso particular.

Leave a Reply