Actualmente, existen múltiples alternativas para salir de deudas y los planes de pago son una de las menos drásticas.

Con un plan de pagos puedes proponer a tu acreedor las condiciones en las que serías capaz de mantenerte solvente. Esto significa que te mantendrás fuera de los ficheros de morosos y conservarás tu patrimonio.

Aquí te contamos cómo salir de deudas con un plan de pagos, cómo diseñarlo y cuáles son sus beneficios.

¿Estás en una situación de impago de deudas? Ya sea tarjeta revolving, intereses abusivos, un crédito exprés, o si estás en ASNEF u otros ficheros: contáctanos y te ayudaremos a solucionar tu caso particular.

¿Qué es un Plan de Pagos?

Un plan de pagos es una estrategia aplicada para salir de deudas de forma inteligente. Consiste en planificar el tamaño y momento de cada pago, de forma ordenada y deliberada. Para ello, se sigue una serie de pasos que determinan, jerarquizan y planifican el orden en que deben efectuarse los depósitos a cada deuda.

Lo que se busca con un plan de pagos es sacar el mayor provecho posible a los recursos que tenemos. Asimismo, estos planes ayudan a evitar el endeudamiento y acortar el tiempo que se pasa endeudado.

Los planes de pago son entonces una herramienta que no solo beneficia al deudor sino también al acreedor. Pues se trata de que ambas partes queden satisfechas y garanticen el cumplimiento de la obligación.

No hace falta estar insolvente para hacer un plan de pagos, pues es una excelente estrategia preventiva que debería ser aplicada por todos.

¿Son recomendables los planes de pagos?

plan de pagos

Adquirir el hábito de hacer planes de pagos es recomendable para todo tipo de personas. De hecho, se trata de una metodología que debería ser parte de la vida cotidiana de todos los españoles.

Cuando contraes una deuda adquieres el compromiso de pagarla, por lo tanto, hacerlo de forma deliberada y planificada es lo más responsable.

En otras sociedades, los jóvenes reciben educación financiera desde tempranas edades, sin embargo, los españoles solemos improvisar con nuestro dinero, y eso nos hace más propensos a endeudarnos en exceso.

Beneficios del plan de pagos

Pagas menos

Cuando adquirimos un crédito, terminamos pagando el capital más un porcentaje por el tiempo que nos ha tomado devolver todo el crédito. Este porcentaje es determinado por el tipo de interés que contratamos.

Cuando haces pagos planificados acortas el tiempo que te tomará pagar cada deuda. Esto significa que pasarás menos tiempo endeudado y por lo tanto pagarás menos en intereses. Lo que se traduce en un ahorro importante de dinero.

Sales de deudas en menos tiempo

Con los aportes planificados te concentras en una deuda a la vez, esto permite acelerar el tiempo que te tomará devolver el capital y saldrás de deudas más rápido de lo esperado.

Evitas los ficheros de morosos

Con un plan de pagos aprovechas tus recursos al máximo y es así como logras pagar a todos tus acreedores. Esto significa que evitarás el impago, y por lo tanto, no serás inscrito en los molestos ficheros de morosos.

Tomas las riendas de tus finanzas

Cuando haces de los planes de pago un hábito cotidiano, te haces consciente de tus responsabilidades financieras. Esto significa que tomas decisiones basadas en la razón y aprendes a distinguir cuando una compra te conviene y cuándo no.

¿Cómo hacer un plan de pagos?

Hacer un plan de pagos no es complicado, se trata de una tarea que puedes realizar en familia, de esta forma ayudas a fomentar buenos hábitos financieros. Solo debes seguir los siguientes pasos:

Infórmate

Para empezar con el plan de pagos lo primero que debes hacer es recopilar toda la información referente a tus deudas. Esto significa reunir toda la documentación (contratos y recibos de pago) que te indicará el estado y naturaleza de cada deuda.

  • Algunos de los datos más importantes que deberás recopilar son:
  • Quién es el acreedor de cada deuda.
  • Cuál es el plazo final de cada deuda.
  • Cuál es el importe pendiente de cada deuda.
  • Cuál es la tasa de interés aplicable a cada deuda.
  • En qué estado se encuentra cada deuda.

Además de la información referente a cada deuda, deberás también analizar todo lo relacionado a tu capacidad financiera. Esto significa que tendrás que determinar cuáles son tus ingresos mensuales, así como también cuáles son tus gastos.

Dentro de tus pasivos, deberás distinguir cuáles resultan indispensables para tu vida (comida, vivienda, transporte, salud, entretenimiento, estudios, etc) y cuáles resultan innecesarios (compras compulsivas, festividades, viajes, etc.).

Recopilar toda esta información te ayudará a determinar cuál es tu verdadera capacidad de endeudamiento y cuáles son los recursos con los que cuentas par a hacer frente a tus deudas.

Clasifica

Cuando ya tengas una lista de todos tus activos y pasivos, deberás empezar a clasificar cada gasto. No existe en realidad un orden o categoría específica para clasificar tus pasivos, pero lo más recomendable es hacer de acuerdo a su importancia, urgencia y cuantía.

Puedes empezar por dar mayor prioridad a los gastos de necesidades básicas como las cuotas de la hipoteca y el pago de servicios como luz, agua, gas, telefonía, internet, entre otros.

Luego podrás pasar a clasificar tus deudas en base a su plazo de vencimiento, dándole siempre prioridad a aquellas deudas que estén próximas a vencer.

Posteriormente, puedes clasificar las deudas de acuerdo al tipo de interés que apliquen. Así, darás prioridad a las deudas con tasas de interés más altas, de las que deberás salir más rápido.

Por último, recomendamos clasificar las deudas por su cuantía, dando prioridad a las deudas más pequeñas, de las que podrás salir en menos tiempo y así aplicar el método bola de nieve que explicaremos más adelante.

Recorta

Cuando ya tienes toda la información que mencionamos arriba, es momento de entrar en acción. En esta etapa deberás “recortar” todos los gastos que no resulten esenciales.

Compras innecesarias, viajes de placer, comidas fuera de casa y otros gastos deberán ser eliminados por un tiempo.

Te sorprenderá saber cuánto puedes ahorrar al mes con solo dejar de comer afuera, todo este dinero será destinado al pago de deudas y así tendrás más liquidez a fin de mes.

Es importante que tengas en mente que no se trata de cambiar tu estilo de vida, sino de hacer los recortes necesarios de forma responsable y momentánea. Recuerda que podrás retomar tus costumbres cuando hayas pagado todas las deudas.

¿Estás en una situación de impago de deudas? Ya sea tarjeta revolving, intereses abusivos, un crédito exprés, o si estás en ASNEF u otros ficheros: contáctanos y te ayudaremos a solucionar tu caso particular.

Planifica

En base a los cálculos que hayas realizado, deberás planificar un presupuesto familiar. Esto significa determinar cuánto dinero tendrás cada mes y cuánto estarás dispuesto a destinar en cada pago.

Método bola de nieve: el plan de pagos más popular

plan de pagos

El método bola de nieve es una estrategia para salir de deudas que consiste en ordenar los aportes de forma planificada. Este método fue creado por Dave Ramsey, empresario y escritor sobre finanzas, quien propone establecer un orden de pagos de menor a mayor cuantía para salir de deudas más rápido.

Para aplicar el método bola de nieve solo tienes que seguir los siguientes pasos:

Ordena tus deudas de acuerdo a la fecha de vencimiento, de manera que las primeras deudas a pagar son las que se encuentren próximas a vencer.

Cuando hayas pagado las deudas atrasadas, deberás ordenar las restantes de acuerdo al monto del capital. La idea es que las primeras deudas a pagar sean las más pequeñas.

  • Para empezar a pagar deudas con el método bola de nieve, deberás concentrarte en hacer los abonos más importantes a la deuda más pequeña, de manera que pagues los intereses pero también abones al capital. De esta forma esa pequeña deuda se reducirá en menos tiempo.
  • Mientras haces los pagos al capital de esta deuda, deberás seguir haciendo los pagos mínimos al resto de las deudas para mantenerte solvente.
  • Al salir de la primera deuda, deberás tomar lo que solías pagar a esta y abonarlo a la siguiente deuda en el orden de pagos. Esto significa que tendrás más liquidez para pagar las siguientes deudas.
  • Al terminar la segunda deuda, tomarás el dinero de las dos deudas saldadas y comenzarás a abonarlo a la tercera deuda. Así consecutivamente hasta llegar a la deuda más grande.
  • Conforme vayas pagando las deudas pequeñas tu liquidez a fin de mes se verá incrementada y tendrás más recursos para pagar la deuda más grande. El método bola de nieve tiene las siguientes ventajas:
  • No hace falta tener conocimientos de economía y finanzas, cualquiera puede aplicarlo porque es sumamente sencillo.
  • Ayuda a sacar el mayor provecho a tus limitados recursos.
  • No necesitas hacer demasiados cambios en tu estilo de vida.
  • No amerita la contratación de terceros.
  • Te sientes motivado a seguir pagando, pues tienes avances reales.

Plan de pagos como Segunda Oportunidad

La Ley de Segunda Oportunidad contempla dos oportunidades en que el deudor puede beneficiarse de un plan de pagos para salir de sus deudas.

Esta norma es de gran ayuda para personas que ya se encuentran inscritas en ficheros como ASNEF, pues estos son los deudores que menos opciones tienen a la hora de proponer un plan de pagos.

El primer momento en que la norma propicia la creación de un plan de pagos es durante la fase de negociación extrajudicial. Esta representa la primera etapa del procedimiento de segunda oportunidad y tiene una duración máxima de tres meses. Durante este tiempo, el deudor puede promover un plan de pagos a sus acreedores, en el que detalle cuál es su situación financiera y bajo qué condiciones podría pagar sus deudas.

El plan de pagos resultante de esta negociación es una de las formas más sencillas de salir de deudas cuando ya se está inscrito en ASNEF. Pues no implica la liquidación del patrimonio del deudor, además de que puede contener grandes beneficios como las quitas y las esperas.

Por otra parte, la norma contempla un segundo momento en que el deudor podría someterse a un plan de pagos en este procedimiento. Esto es, terminada la liquidación del patrimonio del deudor, cuando un acuerdo extrajudicial no ha sido posible.

Finalizada la fase de liquidación, el deudor puede someterse a un plan de pagos para salir de las deudas que hayan quedado pendientes. Este plan de pagos puede ser combinado con el Beneficio de Exoneración del pasivo insatisfecho (BEPI).

Acordar un plan de pago con tu acreedor

Otra opción de salir de deudas es dirigirte directamente a la oficina de atención al cliente de tu acreedor y proponer una negociación. Comienza exponiendo tu caso y las razones por las que no eres capaz de seguir pagando de la misma forma.

Luego presenta una relación detallada de tu capacidad financiera actual y una propuesta de cambio de las condiciones del préstamo, donde indiques cuál es el monto máximo que puedes pagar mensualmente y bajo qué plazo.

Si te encuentras solvente, la mayoría de los acreedores estará dispuesto a negociar un plan de pagos contigo.

Este tipo de planes de pago tiene carácter vinculante, de manera que, una vez que te has comprometido a cumplirlo, no podrás dejar de pagar ni retrasarte en las cuotas.

Si dejas de cumplir el acuerdo de pago, el acreedor podrá:

  • Incluirte en un fichero de morosos.
  • Dejar sin efecto el plan de pagos.
  • Exigir el cumplimiento de las condiciones iniciales de la deuda.
  • Aplicar intereses moratorios.

Plan de pagos para tarjetas de crédito

Los planes de pago son también una alternativa para pagar las tarjetas de crédito. Cuando, sin encontrarse vencida la deuda, notamos que no seremos capaz de asumir el pago de la tarjeta, debemos acudir al banco y comunicar la situación.

Deberás proponer un plan de pagos siempre antes del vencimiento del pago de la tarjeta. En este plan de pagos deberás indicar las condiciones en las que serías capaz de pagar mensualmente.

Si el problema persiste y te encuentras frecuentemente sobregirando tus tarjetas, lo mejor será pedir que se den de baja todas tus tarjetas de crédito.

¿Necesitas ayuda?

Si has decidido proponer un plan de pago a tu acreedor, deberás presentar un análisis detallado de tus finanzas, y lo que es más importante, deberás estar seguro de que efectivamente podrás asumir las condiciones que tú mismo estás proponiendo.

Es por esto que, en muchas ocasiones lo más recomendable es contar con la asesoría de un experto que haga el análisis correspondiente.

En Adiós Ficheros tenemos un equipo de expertos en finanzas y Derecho Bancario, quienes se encargarán de analizar tu caso en particular y diseñar una propuesta de plan de pagos que te ayude a salir de deudas de forma eficiente y definitiva.

¿Estás en una situación de impago de deudas? Ya sea tarjeta revolving, intereses abusivos, un crédito exprés, o si estás en ASNEF u otros ficheros: contáctanos y te ayudaremos a solucionar tu caso particular.

Leave a Reply