Cuando acumulamos múltiples deudas y comenzamos a tener problemas para pagar todas las cuotas, es importante tomar acciones oportunas, antes de que seamos inscritos en ficheros de morosos.

Una de las opciones que ofrecen bancos como La Caixa, es la de reunificar todas las deudas en una. Se trata de una operación financiera que promete aumentar nuestra liquidez mensual.

Aquí nos dedicaremos a analizar en qué consiste reunificar deudas con La Caixa, cuáles son los requisitos que debes cumplir y cuáles son las ventajas e inconvenientes de este tipo de refinanciación.

Reunificación de deudas

Reunificar deudas es una alternativa de financiación ideada para personas que han adquirido múltiples deudas y tienen problemas para cubrir las cuotas mensuales. Se trata de una modalidad de refinanciación en la que el deudor solicita un préstamo por una cantidad de dinero específica, que le permitirá cubrir todos los montos por amortizar de sus deudas pendientes.

Con esto, el deudor consigue extinguir todas sus deudas a cambio de quedar comprometido al pago de una sola: el crédito de reunificación. De esta forma, se deja de pagar varias cuotas al mes, para entonces pagar solo una.

El principal propósito de la reunificación de deudas es evitar el impago, puesto que el crédito de reunificación tendrá un plazo de amortización más largo que el de las deudas anteriores, lo que significa que logrará cuotas mensuales más bajas y fáciles de cubrir.

La Caixa

reunificar deudas con la caixa

También conocido como CaixaBank, es un grupo financiero español con sede en Valencia y Barcelona, que desde el 2011 opera en el país, posicionándose como uno de los principales bancos. La entidad suele conocerse bajo ambos nombres, sin embargo, su denominación actual es CaixaBank, siendo La Caixa su nombre anterior.

Reunificar deudas con La Caixa

Con La Caixa puedes reunificar deudas mediante tres modalidades diferentes: a través de un microcrédito de reunificación, con un préstamo personal abierto, o con una hipoteca.

Reunificar deudas con La Caixa a través de un microcrédito

Se trata de una opción de refinanciación para personas que han contraído varias deudas pequeñas. Es decir, deudas que en su suma total no superan los mil euros, pero que poseen cuotas mensuales altas que pueden alcanzar hasta los 300 euros.

En estos casos La Caixa ofrece su microcrédito para reunificación cuya cuantía máxima es de mil euros y su plazo de amortización puede ser de hasta dieciocho meses.

Reunificar deudas con La Caixa con su crédito personal abierto

La opción más popular de reunificación con La Caixa es la de su Crédito Personal Abierto. Se trata de un producto financiero que ofrece la posibilidad de cubrir todas tus deudas sin necesidad de constituir una hipoteca o un aval.

Este crédito tiene una cuantía y plazo de amortización variables. En este sentido, si la cuantía del crédito se encuentra entre los 300 y 999 euros, el cliente tendrá entre seis y dieciocho meses para devolver el capital. Si, en cambio, el capital es de entre 1.000 y 15.000 euros, el plazo de amortización será entre 18 y 48 meses.

Como mencionamos antes, este crédito no requiere de la constitución de una hipoteca o de un aval, pero sí posee intereses más elevados que los créditos de reunificación con hipoteca, por el riesgo de impago que asume la entidad.

Reunificar deudas con La Caixa con hipoteca

Para quienes tienen deudas más grandes, La Caixa ofrece un crédito de reunificación con hipoteca, siempre y cuando poseas un inmueble de tu propiedad que puedas ofrecer en garantía. Con este crédito es posible incluso rehipotecar un inmueble que ya se encuentra cerca de ser liberado. Con el crédito de reunificación con hipoteca de CaixaBank puedes acceder a intereses más bajos y plazos de amortización más largos que los del crédito personal abierto.

Requisitos para reunificar deudas con La Caixa

reunificar deudas con la caixa

Para reunificar deudas con CaixaBank, deberás cumplir con los siguientes requisitos:

Reunificar todo

Lo primero que exige La Caixa para conceder un crédito de reunificación, bajo cualquiera de las modalidades que te explicamos anteriormente, es que reunifiques todas las deudas. No podrás entonces decidir cuáles deudas incluir en el crédito de reunificación y cuáles no. Para CaixaBank es importante asegurarse de que con este crédito de reunificación pasará a ser tu único acreedor, pues de esta manera se garantiza mayores probabilidades de cobro y menos riesgo de impago.

Ingresos suficientes

Por otra parte, deberás también demostrar que tienes suficientes ingresos mensuales para cubrir la que será la cuota mensual del crédito de reunificación. Para ello, deberás presentar recibos de pago y nómina.

Deudas al día

La Caixa no otorga créditos de reunificación a personas inscritas en ficheros de morosos como ASNEF; por lo que es necesario que todas tus deudas se encuentren al corriente con sus pagos y que no te encuentres en estado de morosidad.

Límite de deuda

Otro requisito que deberás tener en cuenta es el límite de capital a refinanciar. Naturalmente, este dependerá de la cuantía de las deudas que deseas extinguir. Este límite varía de acuerdo al crédito que solicites. De manera que, si estás solicitando un minicrédito de reunificación, no podrá superar el límite de 1.000 euros, si, en cambio, buscas un crédito personal abierto, no podrá superar el límite de 15.000 euros. Y para quienes desean reunificar con hipoteca, no podrán superar el límite de 40.000 euros.

¿Cuándo solicitar la reunificación de deudas con La Caixa?

El momento ideal para solicitar la reunificación de deudas es cuando verificas que tienes dificultades para cubrir las cuotas mensuales de tus deudas. Para saber que estás en riesgo de insolvencia deberás estar atento a las siguientes señales:

  • Cada mes terminas con menos liquidez.
  • Has usado tus tarjetas de crédito para pagar otras deudas, o para satisfacer tus necesidades básicas.
  • Has pedido prestado para para tus deudas.
  • No te alcanza el dinero para cubrir tus necesidades más básicas.
  • Has recibido notificaciones de cobro de bancos y otros acreedores.

Hacer la solicitud de reunificación de forma oportuna es esencial, como mencionamos antes, La Caixa no otorga créditos de reunificación a personas inscritas en ASNEF; por lo que es importante que busques una alternativa antes de caer en impago.

Gastos de reunificar deudas con La Caixa

El crédito de reunificación de deudas con La Caixa tiene ciertos gastos asociados, entre los cuales se encuentran:

  • Gastos de tasación.
  • Gastos registrales.
  • Gastos notariales.
  • Honorarios profesionales.
  • Gestoría.

Deudas que se pueden reunificar con La Caixa

Con el microcrédito de reunificación de La Caixa, puedes reunificar deudas pequeñas que no superen los 1.000 euros. Mientras que con el crédito personal abierto, puedes cubrir microcréditos, tarjetas de crédito o préstamos personales que no superen los 15.000 euros. Por último, con el crédito de reunificación con hipoteca de CaixaBank puedes reunificar créditos hipotecarios, préstamos para el coche, tarjetas de crédito, microcréditos, préstamos personales, entre otros; siempre y cuando no superen los 40.000 euros.

Ventajas de reunificar deudas con La Caixa

Flexibilidad

Una de las principales ventajas de reunificar deudas con este banco es que tiene opciones para todos. Puedes solicitar reunificación para cualquier tipo de deuda y dependiendo de la cuantía total, puedes optar a cualquiera de sus tres opciones. Además, te permite elegir el plazo de amortización, el capital y las cuotas que puedes pagar.

Fácil contratación

El microcrédito de reunificación y el crédito personal abierto pueden ser contratados de forma totalmente online. Lo que simplifica en gran medida su adquisición.

Más liquidez a fin de mes

Al contratar un crédito de reunificación con CaixaBank, logras aumentar el plazo de amortización y así bajar las cuotas mensuales. Esto significa que pagarás menos cada mes y tendrás más dinero disponible para otros gastos.

Evitas el impago

Con la reunificación de La Caixa evitas el impago, pues eres capaz de asumir los pagos mensuales de tus deudas, sin necesidad de caer en morosidad.

Inconvenientes de reunificar deudas

Solicitar un crédito de reunificación puede ocasionar los siguientes inconvenientes:

Aumento de la deuda

Indudablemente terminarás pagando más dinero a largo plazo. Esto se debe a que para bajar las cuotas mensuales necesario alargar en gran medida el plazo de amortización, lo que significa pagar intereses por más tiempo.

Puedes perder tu patrimonio

Si decides hipotecar tu casa para adquirir este tipo de refinanciación, es necesario que tengas en cuenta que esta es tu última oportunidad para mantenerte solvente. Si te atrasas en los pagos la entidad no dudará en ejecutar la hipoteca y así perderás tu inmueble.

¿Qué opinamos nosotros?

Independientemente de las ventajas e inconvenientes de este tipo de financiación, es indudable que se trata de un método de refinanciación para personas endeudadas. Es decir, que son las personas con problemas de solvencia, quienes acuden a este tipo de crédito.

Desde Adiós Ficheros no recomendamos a personas endeudadas adquirir nuevas deudas, ni siquiera si se trata de reunificación. Los riesgos asociados a estas operaciones financieras son muy altos, pues estás adquiriendo una nueva deuda desde una posición de desventaja.

Cuando una persona tiene problemas para enfrentar sus deudas la opción que nosotros recomendamos es la de acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad, una alternativa que hemos analizado en múltiples oportunidades en esta web.

¿Necesitas ayuda?

Contratar un crédito de reunificación requiere de un estudio profundo de las finanzas de cada persona. Solo de esta forma se puede determinar si se trata o no de una opción viable.

Es por esto que en Adiós Ficheros contamos con un equipo de profesionales del Derecho Bancario y finanzas, quienes pueden analizar tu caso y ayudarte a dilucidar todas tus dudas financieras.

Leave a Reply