El crédito es una parte fundamental del crecimiento económico, nos ayuda a alcanzar bienes hoy y pagarlos durante un tiempo junto con intereses previamente pactados.

Pero algunas veces los préstamos pueden salirse de nuestro control, endeudándonos hasta no poder más.

En este artículo dejaremos algunas posibles soluciones cuando no sabes qué hacer si no puedes pagar tus deudas.

En ADIOS Ficheros te ayudamos a encontrar la mejor solución para tus deudas. Trabajamos de forma honesta para que puedas librarte de las deudas de tus tarjetas, prestamo o minicréditos de la forma que mejor te convenga por tu situación.

¿Qué implica tener deudas

qué hacer si no puedo pagar deudas de la tarjeta

Haber contratado un préstamo implica que de forma voluntaria hemos accedido ha recibir una cantidad de dinero, y en un lapso de tiempo establecido devolverla con sus debidos intereses y gastos. Las características de cada préstamo variarán según su tipo, por ejemplo, los prestamos hipotecarios generalmente suelen ser de mediano a largo plazo y el deudor responde con un bien inmueble. Por su parte en los prestamos personales los deudores responderán con todos sus bienes presentes y futuros.

Al tener deudas, significa que tenemos acreedores, personas a quienes les debemos y que están interesadas en hacernos cumplir con la obligación pactada. Es muy importante antes de tomar un crédito preguntarse si de verdad podemos cumplir a cabalidad con cada una de las condiciones establecidas en el contrato o si aceptar el financiamiento solo generara deudas y empeorará tu situación.

Por supuesto, no todo puede medirse de ante mano y existen situaciones que imprevisibles que pueden hacer imposible el cumplimiento de una obligación. Si se encuentra en un escenario similar, lo mejor es acercarse al banco, caja o quien sea su acreedor para plantearle la situación. Nunca es recomendable esperar a que el banco pueda reclamar o se venzan los plazos para ponerse a la obra. Es perfectamente normal que sea penoso ir a explicar que no tenemos como pagar, pero la mayoría de las entidades crediticias prefiere cobrar incluso con retrasos que empezar reclamaciones judiciales, por lo que generalmente están abiertas a negociar.

¿Qué consecuencias trae no pagar las deudas?

Además de los intereses remuneratorios que cobra el acreedor por el préstamo, se le suman intereses de mora cuando el deudor cae en el impago. Es decir, solamente con no haber pagado la deuda ya está automáticamente aumentara ya que estos intereses son superiores a los remuneratorios.

Salvo contadas excepciones los acreedores no se olvidan de quienes les deben, por lo que te reclamaran el pago de la deuda. Al no obtener respuesta, estos comenzaran las reclamaciones judiciales probablemente entre el tercer y quinto impago. Al hacerse la reclamación judicial, el juez determinara que deben embargarse bienes para satisfacer la deuda.

Los primeros bienes en embargar serán nuestra cuenta bancaria y nómina, sin embargo, si el importe de la deuda es elevado deberán embargarse otros bienes como el coche o la vivienda. Si el prestamos se ha dado con un avalista, debemos tener en consideración que este deberá responder por la deuda y también puede llegar a ver sus bienes embargados.

Ficheros de morosos

Otra terrible consecuencia de no pagar nuestras deudas es ser incluido en los ficheros de morosos como ASNEF (Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito) o RAI (Registro de Aceptaciones Impagadas). Al estar en uno de estos ficheros de morosos veremos muchos servicios limitados especialmente el acceso a nuevos financiamientos

¿Qué hacer si no puedo pagar deudas?

Existen múltiples opciones para quienes están en esa difícil situación, algunas pueden ser más o menos beneficiosas según tú caso.

Renegociar deudas

qué hacer si no puedo pagar mis deudas - Renegociar

El refinanciamiento de deudas o restructuración de deudas implica cambiar el contrato de crédito por uno más favorable. Es la modificación de las condiciones iniciales de un préstamo para poder cumplir con la obligación pactada anteriormente. El nuevo crédito extingue el anterior, este puede solicitarse al antiguo acreedor o a una nueva entidad crediticia.

Allí se debe hacer una diferencia, cuando vamos con el mismo acreedor, se esta extinguiendo la deuda por novación. Por ejemplo, tengo un crédito cuyas condiciones no puedo cumplir, voy al banco explicando la situación y me otorgan un nuevo crédito que extingue el anterior. Cuando el mismo acreedor no nos puede otorgar otro crédito, pero resulta que otro sí, entonces estaríamos extinguiendo el crédito por subrogación. Es otra entidad la que nos otorga un nuevo crédito con el cual extinguimos el crédito anterior. En cualquier caso, debemos ser conscientes de que en la mayoría de los casos deberemos pagar una cuota por cancelación anticipada.

Esta es una jugada que muchos bancos prefieren sobre la reclamación judicial. Con la refinanciación el banco sigue ganando por intereses y el cliente no necesita entrar en mora. Los bancos generalmente exigen un abono del monto de la deuda, sin embargo, muchas veces se ajustan a las posibilidades del cliente siempre que demuestre fuentes de ingreso estables.

En ADIOS Ficheros te ayudamos a encontrar la mejor solución para tus deudas. Trabajamos de forma honesta para que puedas librarte de las deudas de tus tarjetas, prestamo o minicréditos de la forma que mejor te convenga por tu situación.

Ventajas de renegociar deudas

  • La cuota mensual de amortización generalmente será menor. (Lo que no será menor será el importe total del crédito).
  • El plazo de amortización se ajustará a tus posibilidades.
  • Es posible acceder a condiciones de crédito más favorables que las que se encontraban disponibles al momento en que adquiriste el crédito anterior, como intereses y comisiones más bajas.

Desventajas de renegociar deudas

  • Se termina pagando mucho más de lo originalmente anticipado.
  • El plazo de amortización generalmente es más largo lo que se traduce a más tiempo pagando intereses.
  • Genera comisiones.

Reunificar deudas

qué hacer si no puedo pagar deudas - Reunificar

La reunificación de deudas es una operación financiera que consiste en solicitar un nuevo crédito que unifique todas nuestras deudas en un solo préstamo. Quienes utilizan este método generalmente buscan aliviar un poco su liquidez disminuyendo la cuantía de las cuotas mensuales. Se agrupan todos los compromisos financieros en uno, la hipoteca, el préstamo personal y las tarjetas de crédito y en vez de tener varios créditos pendientes se extinguen los anteriores y se pasa a tener un solo crédito con una sola cuota mensual.

 Los bancos acceden a reunificar bajo una garantía hipotecaria, por lo que tenemos que tener en cuenta que tendremos que dejar la vivienda como aval.

Ventajas de reunificar deudas

Las ventajas de unificar deudas siempre hacen referencia a tener todas nuestras deudas en un mismo lugar. Al estar todas en un mismo sitio es mucho más fácil controlarla e ir viendo la evolución de la misma. También será más fácil planificarse en función de ella a la hora de adquirir nuevos compromisos financieros.

  • Permite Negociar nuevamente el tipo de interés, los plazos y las cuotas del préstamo.
  • Se paga una sola cuota mensual con una misma fecha lo que permite organizarnos en función de esta.
  • Todas las diligencias se hacen en una misma entidad.
  • La cuota mensual disminuye.

Desventajas de reunificar deudas

  • Deberás pagar comisiones por cancelación anticipada en la mayoría de los préstamos.
  • Deberás pagar una comisión por apertura del nuevo préstamo.
  • Habrá pagos extra por los gastos de notaría y registro de la hipoteca.

Ley de Segunda Oportunidad

La ley de segunda oportunidad es una herramienta jurídica relativamente reciente que permite a quienes se acogen a ella acceder al beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho. Esta ley se traza como objetivo encarrilar nuevamente a las personas en una vida financiera sana, permitiéndoles salir de deudas que no pueden pagar. Busca evitar el endeudamiento y alejar a las personas de la economía informal.

Acceder al beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho no es tarea fácil, requiere cumplir ciertos requisitos que mencionaremos más adelante. Por ahora nos enfocaremos en cómo funciona la Ley de Segunda Oportunidad.

Si bien la ley de segunda oportunidad puede permitirnos ser exonerados de nuestras deudas eso no implica que no debamos dar nada a cambio. Para acogerse a la ley de segunda oportunidad es necesario hacer una liquidación de todos nuestros activos. Básicamente lo que se hace es liquidar todo nuestro patrimonio para pagar las deudas y si quedase algo pendiente el juez puede condenar la deuda si cumplimos con todos los requisitos.

La primera fase consiste en una negociación extrajudicial, se debe intentar un acuerdo extrajudicial de pagos, aquí acudimos ante nuestros acreedores buscando negociar mejores condiciones. Esto puede ser muy beneficioso ya que en algunos casos se puede lograr acceder a quitas y esperas. No obstante, muchas veces el proceso de negociación extrajudicial no da frutos y se debe avanzar a la siguiente etapa, el concurso de acreedores.

Es durante la etapa de concurso de acreedores en donde debemos solicitar al juez el Beneficio de Exoneración del Pasivo Insatisfecho. Es importante destacar que el beneficio se debe solicitar ante el juez del concurso, no es algo que se presume, si no se solicita el beneficio el juez no lo otorgara. El momento exacto de hacer la solicitud es al finalizar la liquidación del patrimonio y que se haya presentado el informe final de rendición de cuentas por parte del administrado concursal.

Requisitos para acogerse al beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho

Para acogerse al beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho que brinda la ley de segunda oportunidad es necesario cumplir con tres requisitos:

1.Se requiere demostrar que no se cuenta con más patrimonio con el que hacer cara a las deudas pendientes o que el patrimonio ya ha sido liquidado.

2. Bajo ninguna circunstancia las obligaciones de pago y demás deudas podrán superar la suma de 5 millones de euros.

3.Debe demostrarse la buena fe del deudor. Este es el punto más controvertido.

Cómo demostrar que se es deudor de buena fe

La buena fe es un principio general del derecho que busca probar la rectitud de la conducta de los contratantes. La doctrina del derecho suele definir la buena fe como “el sincero convencimiento de hallarse asistido de razón”. Es la manera de decir que en ningún momento se estaba actuando con la intención de sacar provecho de los acreedores y que la contratación fue sincera y en buenos términos.

Para demostrar que se ha actuado de buena fe es necesario cumplir con los siguientes requisitos:

  1. Haber agotado la vía extrajudicial a través de la negociación con los acreedores.
  2. Estar libre de condenas en al menos 10 años sobre delitos contra el patrimonio, la hacienda pública, de falsedad de documentos, la seguridad social o los derechos de los trabajadores.
  3. No haber rechazado ofertas de empleo que se ajusten a sus capacidades durante los últimos 4 años.
  4. No haber sido beneficiario del procedimiento de ley de segunda oportunidad en los pasados 10 años.

Ventajas de acogerse a la ley de Segunda Oportunidad

Con la llegada de esta ley han sido muchos los que se han beneficiado logrando salir de deudas de una vez por todas, veamos cuáles son sus principales ventajas:

  • Cancela por completo todas las deudas.
  • Congela intereses. Al acogernos a la ley de segunda oportunidad se congela el cobro de los intereses.
  • Congela las ejecuciones judiciales. Una vez que nos acogemos a la ley de segunda oportunidad se paraliza todos los procesos de ejecución judicial y embargos, incluso si estos ya estaban en curso.
  • Permite conseguir beneficios. Durante la etapa de negociación extrajudicial se puede acordar con el acreedor quitas y esperas.
  • Hay una amplia variedad de profesionales especialistas en el área.
  • Exonera deudas de hacienda y seguridad social

Desventajas de acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad

  • Es necesario liquidar todo el patrimonio para acceder al beneficio de exoneración del pasivo satisfecho.
  • Es necesario pagar los honorarios de todos los involucrados en el proceso, como notarios, registradores, administradores, etc.
  • Hay que pagar asesorías.
  • La liquidación puede tomar mucho tiempo.

¿Necesitas ayuda?

Es natural estar preocupado cuando sentimos que las deudas nos están asfixiando, son muchos los que se preguntan qué hacer si no puedo pagar deudas. La mayoría de las veces los problemas de deudas se generan por una mala administración financiera.

 En Adiós ficheros contamos con un equipo de expertos en finanzas y Derecho Bancario, quienes están siempre dispuestos a analizar tu caso particular y diseñar una propuesta que se ajuste a tus necesidades. De esta forma podrás salir de deudas disminuyendo cualquier perjuicio a tu estilo de vida.

En ADIOS Ficheros te ayudamos a encontrar la mejor solución para tus deudas. Trabajamos de forma honesta para que puedas librarte de las deudas de tus tarjetas, prestamo o minicréditos de la forma que mejor te convenga por tu situación.

Leave a Reply