Bankinter ofrece varias modalidades de reunificación de deudas, todas con condiciones que se adaptan a diferentes clientes.

Con esto, la entidad promete una solución para aquellas personas que hayan acumulado más deudas de las que pueden pagar, pero ¿Es realmente conveniente reunificar deudas con Bankinter?

Sigue leyendo y ¡lo sabrás!

¿Estás en una situación de impago de deudas? Ya sea tarjeta revolving, intereses abusivos, un crédito exprés, o si estás en ASNEF u otros ficheros: contáctanos y te ayudaremos a solucionar tu caso particular.

¿Qué es la Reunificación de deudas?

La reunificación de deudas es una forma de refinanciación que consiste en pedir un crédito que te permita pagar todas tus cuentas pendientes.

Este tipo de financiación es solicitada cuando el cliente ha acumulado múltiples deudas, y la suma de sus cuotas mensuales se hace imposible de cubrir con sus ingresos.

Así pues, lo que se busca es eliminar estas deudas y quedar comprometido al pago de una sola: el crédito de reunificación. Cuyas condiciones deberían ser más favorables, permitiendo acceder a cuotas mensuales más bajas que sí pueden ser cubiertas con sus ingresos mensuales.

La reunificación o agrupación de deudas puede ser a través de un préstamo personal o un crédito hipotecario, dependiendo de si pide o no la constitución de una hipoteca. En el caso de los primeros, la reunificación tendrá una cuantía limitada que rondará los 30.000 euros.

Esta modalidad de préstamo es ofrecido por bancos tradicionales, pero para las personas que están inscritas en ASNEF u otros ficheros, solo se puede conseguir en financieras independientes que no miran ASNEF.

Solicitar un crédito de reunificación suele ser un proceso sencillo, pero para ello deberás conocer con detalle cuáles son todas tus deudas y sus condiciones. De esta forma podrás estar seguro de que el crédito de reunificación te ofrece condiciones más favorables.

¿Cómo funciona la reunificación de deudas?

requisitos para reunificar deudas con bankinter

Se trata de una operación bastante sencilla que consiste en calcular la suma de todas tus deudas y tomarlas como referencia para el importe del nuevo crédito.

La fórmula que aplica la reunificación para lograr condiciones más favorables es bastante simple: consiste en alargar considerablemente (a veces mucho más del doble) el plazo de amortización, es decir, el tiempo que te otorga el banco para devolver el capital.

Al alargar el plazo de amortización, el capital prestado es dividido en un mayor número de cuotas y estas, lógicamente, serán más bajas.

Con cuotas mensuales más bajas, el deudor debería ser capaz de pagar a tiempo cada mes y así evitar caer en morosidad.

¿Estás en una situación de impago de deudas? Ya sea tarjeta revolving, intereses abusivos, un crédito exprés, o si estás en ASNEF u otros ficheros: contáctanos y te ayudaremos a solucionar tu caso particular.

Ventajas de reunificar deudas

La reunificación o agrupación de deudas tiene varias ventajas, como las que te contamos a continuación:

Cuotas mensuales más bajas

La principal y más evidente ventaja de la reunificación de deudas es acceder a cuotas mensuales más bajas. Esto significa que podrás cubrirlas con tus ingresos mensuales y así mantenerte al día con tus pagos.

Plazo de amortización más largo

El plazo de amortización del crédito de reunificación suele ser mucho más largo que el de tus deudas anteriores. Esto se traduce en tener más tiempo para terminar de pagar el capital.

Mayor comodidad

Otra ventaja de este tipo de refinanciación es que ofrece una mayor comodidad en los pagos. Mientras que antes debías pagar varias deudas al mes, todas con diferentes condiciones, tipos de interés y acreedores, ahora solo tendrás que pagar un solo crédito.

Evitar los ficheros de morosidad

Al tener cuotas mensuales más bajas será más fácil para ti cubrirlas con tus ingresos, por lo que no te retrasarás en tus pagos y no serás inscrito en los molestos ficheros de morosidad.

Conservar el patrimonio

Una ventaja secundaria de la reunificación de deudas es la protección de tu patrimonio. Pues con cuotas más bajas, te mantienes al día con tus pagos mensuales y no eres inscrito en ningún fichero. Esto significa que no se iniciarán procesos judiciales en tu contra y no tendrás que ejecutar tu patrimonio.

Reunificar deudas con Bankinter

Bankinter es uno de los bancos con mayor trayectoria en el país, y ofrece varias opciones de créditos para reunificación. A saber:

Reunificación bankinter con préstamo personal

Es la opción más sencilla de contratar y es viable para clientes cuyas deudas por pagar no superen los 48.000 euros. Este crédito no te pedirá que constituyas una hipoteca a favor del banco, bastará con demostrar ingresos regulares y es posible que debas conceder un aval.

El TIN de este crédito es de 4,95% y la TAE de 5,06% con un plazo de amortización máximo de 96 meses.

Reunificación Bankinter con hipoteca fija

La segunda opción para reunificar deudas con Bankinter es hacerlo a través de una hipoteca de carácter fijo.

Este tipo de crédito es ideal para personas que desean reunificar, entre otros, el crédito hipotecario de su vivienda. El importe máximo de este crédito va a depender de la tasación del inmueble, pudiendo cubrir hasta el 80% del mismo.

El TIN aplicable en este crédito es de 2,20% y la TAE de 2,86% con un plazo de amortización máximo de 30 años.

Reunificación Bankinter con hipoteca mixta

Por último, puedes también elegir reunificar deudas con bankinter a través de una hipoteca de carácter mixto. Es aplicable para clientes que quieran reunificar su hipoteca fija y su cuantía también va a depender de la tasación del inmueble.

El TIN en esta hipoteca es de 1,80% y la TAE será variable de 2,19% con un plazo de amortización máximo de 30 años. Para este crédito no podrás tener ingresos menores a 2.000 euros.

Requisitos para reunificar deudas con Bankinter

ventajas de la reunificación de deudas

Los requisitos para reunificar deudas con Bankinter van a depender del tipo de crédito que solicites y cuáles son las deudas que quieras reunificar.

Deberás presentar:

  • DNI en vigor.
  • Lugar de residencia acreditado por un documento como factura o estado de cuenta.
  • Inventario de todas las deudas que quieres reunificar.
  • Probar ingresos regulares. En el caso de solicitar una hipoteca mixta deberán ser de más de 2.000 euros mensuales.
  • Si optas por un crédito hipotecario tendrás que presentar la tasación del inmueble.

¿Qué deudas se pueden reunificar con Bankinter?

Con Bankinter puedes reunificar casi cualquier deuda, como:

  • Créditos hipotecarios.
  • Préstamos personales.
  • Minicréditos.
  • Tarjetas de crédito.
  • Préstamo del coche.

Riesgos de la reunificación de deudas

La reunificación de deudas trae una serie de riesgos que deberás tener en cuenta, entre estos se encuentran:

Pagar más a largo plazo

Con un crédito de reunificación pagarás más dinero a largo plazo. Esto se debe a que el plazo de amortización será mucho más largo y por ende pagarás intereses por más cuotas. Lo que se traduce en un crédito más caro.

Más tiempo endeudado

Debes tener en cuenta que para lograr cuotas mensuales más bajas, el plazo de amortización será mucho más largo. Lo que quiere decir que pasarás más tiempo pagando y comprometerás tus ingresos futuros.

Intereses más altos

Algunos créditos de reunificación pueden aplicar intereses remuneratorios bastante altos, esto con la excusa de que la entidad está asumiendo un mayor riesgo de impago.

Sin posibilidad de negociación

Mientras que con un préstamo convencional, la negociación de las condiciones siempre es una opción, con los préstamos de reunificación esto no es viable. Muy probablemente tendrás una respuesta negativa cuando intentas cambiar ciertas condiciones. Por lo que al mínimo incumplimiento de tu parte, lo más seguro es que se inicien procesos judiciales de cobro.

¿Es recomendable reunificar deudas con Bankinter?

Desde Adiós Ficheros conocemos las consecuencias de incumplir un crédito de reunificación. Es por esto que no recomendamos contratar estos productos financieros, pues los riesgos son muy altos.

Lo que consideramos conveniente en casos de acumulación de deudas es aplicar un método eficiente para eliminarlas, bien sea a través de la negociación o acogiéndote a la Ley de Segunda Oportunidad. Conseguir el ideal dependerá de las circunstancias que rodean tu caso.

Para estudiarlas, nuestro equipo de expertos en Derecho Bancario y Finanzas están listos para atenderte y preparar el plan de acción que más te conviene.

¿Estás en una situación de impago de deudas? Ya sea tarjeta revolving, intereses abusivos, un crédito exprés, o si estás en ASNEF u otros ficheros: contáctanos y te ayudaremos a solucionar tu caso particular.

Leave a Reply