Con el préstamo del coche, la hipoteca y las tarjetas de crédito, tenemos suficiente para empezar a ver nuestra liquidez cada vez más limitada.

Por suerte, la reunificación de deudas es una alternativa para aquellos deudores que tienen dificultades a fin de mes. Consiste en cambiar múltiples préstamos por un solo, el cual será, además, más cómodo de pagar mensualmente.

Pero, ¿Cómo funciona la reunificación de deudas? ¿reunificar deudas es recomendable? Esta y otras interrogantes serán explicadas con detalle a continuación.

En ADIOS Ficheros te ayudamos a encontrar la mejor solución para tus deudas. Trabajamos de forma honesta para que puedas librarte de las deudas de tus tarjetas, prestamo o minicréditos de la forma que mejor te convenga por tu situación.

Reunificación de deudas

Reunificar deudas consiste en concentrar en un solo crédito el pago de múltiples deudas de diferentes naturalezas. Se trata de una operación financiera cada vez más implementada en España que permite a deudores con diferentes acreedores enfrentar de una forma más conveniente el pago de sus deudas.

Se trata entonces de adquirir un nuevo préstamo cuyo principal objetivo es extinguir los anteriores. De esta forma, el cliente adquiere un crédito cuya cuantía es calculada para cubrir los pagos pendientes de deudas anteriores. De manera que el cliente termine con un solo compromiso de pago: el préstamo de reunificación.

Esta alternativa resulta conveniente cuando la suma de las cuotas mensuales de un deudor alcanza una cantidad de dinero que difícilmente puede pagar. Con la reunificación esta persona lograría pagar una sola cuota al mes, la cual sería, además, mucho más cómoda en cuanto a intereses y cuota mensual, gracias a un plazo de amortización más largo.

Ventajas de la reunificación de deudas

La reunificación de deudas puede resultar una alternativa muy conveniente para deudores con múltiples acreedores. Sus principales ventajas son las siguientes:

Mayor liquidez

Al reunificar, puedes acceder a cuotas más bajas a cambio de un plazo de amortización más largo. Esto se traduce en tener mayor liquidez a fin de mes. Con este tipo de financiación se puede conseguir pagar una cuota mensual que es hasta el 50% más baja que la suma total de las cuotas que debías pagar antes por todas tus deudas.

Evita el impago

Con un préstamo de reunificación serás capaz de asumir tus obligaciones financieras de acuerdo a tu capacidad económica. No solo tendrás más liquidez, sino que además te mantendrás al día con tus finanzas, evitando atrasarte en cuotas. Esto a su vez se traduce en que no serás inscrito en los molestos ficheros de morosos y así no tendrás problemas en la contratación de nuevos créditos y servicios.

Pagos más cómodos

En vez de pagar varias cuotas, con diferentes cuantías, diferentes medios de pago y diferentes tipos de interés, pagarás una sola cuota a un solo acreedor y bajo condiciones que te son más cómodas.

Desventajas de la reunificación de deudas

Reunificar deudas es recomendable

Ya sabemos que no existen fórmulas mágicas cuando de finanzas se trata, por lo que toda alternativa debe ser evaluada tomando en cuenta sus pros y contras. A continuación, te explicaremos cuáles son las desventajas de la reunificación de deudas:

Gastos adicionales

Reunificar acarrea gastos adicionales. Entre estos se encuentran la comisión por pago anticipado que tal vez tengas que pagar en tus deudas anteriores (dependiendo del contrato) así como también la comisión de apertura que muy probablemente debas pagar por el crédito de reunificación.

A esto se le suman los gastos notariales y registrales si, por ejemplo, respaldad el crédito con una hipoteca. También debes sumar el pago de cualquier asesoría que necesites al momento de tomar la decisión de contratar la reunificación. En este aspecto es importante señalar que, aunque representa un gasto adicional, siempre recomendamos contar con la asesoría de un experto antes de obtener este tipo de financiación.

Pagar más en intereses

Otra desventaja de la reunificación es que dividirás el capital en más cuotas, con menos cuantía, sí, pero igual serás más cuotas. Esto significa que, aún cuando la tasa de interés sea más baja que la anterior, terminarás pagando más dinero en intereses por el nuevo crédito de reunificación.

Pasar más tiempo endeudado

Asimismo, debes tomar en cuenta que con el crédito de reunificación pasarás más tiempo endeudado. Esto se debe a que, como hemos mencionado antes, la forma más efectiva de que esta financiación te pueda ayudar, es alargando el plazo de amortización para bajar las cuotas mensuales.

Puedes perder tu patrimonio

Como bien sabes, el crédito de reunificación tendrá una cuantía más importante que la de tus deudas anteriores, pues concentrará en un solo contrato todos los créditos anteriores. Así pues, al ser un crédito más importante, y dependiendo siempre de su cantidad, es muy probable que necesites constituir una hipoteca a favor del banco o nueva entidad financiera.

Como consecuencia, parte de tu patrimonio quedará atado al crédito y en caso de incumplimiento el banco tendrá derecho a ejecutar su hipoteca y hacerse con tu inmueble para satisfacer tu crédito.

¿Es recomendable reunificar deudas?

Reunificar deudas puede ser la última oportunidad para poner tus finanzas en orden. Se trata entonces de un tipo de financiación muy recomendable para personas que cuentan con múltiples deudas de menor cuantía.

Siempre y cuando se haga bien y se lean bien las condiciones del nuevo préstamo, la reunificación es totalmente recomendable. Eso sí, en la mayoría de los casos es necesario contar con la asesoría de un profesional que nos ayude a evaluar si de verdad estamos accediendo a condiciones de pago más favorables que las anteriores.

¿Cuándo NO es recomendable reunificar deudas?

La reunificación no es una deuda cuando el deudor solo tiene un crédito pendiente. Tampoco lo es cuando, en definitiva, la persona no tiene recursos para pagar de forma mensual.

Si al final no serás capaz de pagar ni siquiera la cuota del nuevo crédito de reunificación, entonces no te recomendamos reunificar. Pues como mencionamos antes, es muy probable que el banco te pida constituir una hipoteca y esto significa que si incumplen con las cuotas puedes perder tu inmueble.

Tampoco es recomendable solicitar reunificación cuando ya se está inscrito en ASNEF o algún otro fichero de morosos.

La razón por la que no la recomendamos en estos casos es que, cuando estás inscrito en un fichero de morosos, no puedes acceder a financiación por parte de bancos tradicionales, lo que te obligará a buscar este crédito en otras entidades de crédito que no se encuentran reguladas por el Banco de España.

Esto significa muy probablemente que te impondrán cláusulas abusivas e intereses usurarios, lo que podría empeorar tu situación.

En ADIOS Ficheros te ayudamos a encontrar la mejor solución para tus deudas. Trabajamos de forma honesta para que puedas librarte de las deudas de tus tarjetas, prestamo o minicréditos de la forma que mejor te convenga por tu situación.

Requisitos para solicitar la reunificación de deudas

reunificar deudas es recomendable

Los requisitos puntuales para solicitar la reunificación de deudas siempre van a depender de la entidad financiera donde lo solicites. Sin embargo, estos suelen consistir en:

  • DNI vigente.
  • Residir en España.
  • Comprobante de nómina o ingreso mensual regular.
  • Últimos recibos al corriente de los créditos que serán objeto de reunificación.
  • Declaraciones de impuestos.

Condiciones exigidas para reunificar deudas

Para acceder a un crédito de reunificación de deudas se exigen generalmente las siguientes condiciones.

  • El deudor debe tener dos o más deudas.
  • Debe probar que tiene ingresos mensuales regulares.
  • Es probable que deba ofrecer un inmueble en garantía hipotecaria.
  • El inmueble en garantía debe estar libre de gravámenes.
  • Es posible que exijan que el deudor no se encuentre inscrito en ficheros de morosos.
  • Se exige que todas las deudas sean pagadas en su totalidad y que el nuevo crédito de reunificación pase a ser la única deuda.

Ejemplo de reunificación de deudas

Para que tengas una idea más clara de cómo funciona la reunificación de deudas, trataremos de ilustrarlo con el siguiente ejemplo:

  • Violeta tiene actualmente cuatro deudas pendientes. Estas consisten en:
  • Una hipoteca por un capital de 80.000€ con plazo de amortización de 20 años, un interés del 3,2%, cuota mensual 452€ y un total a pagar de 108.415€.
  • Un préstamo del coche por un capital de 10.000€, un plazo de amortización de 5 años, un interés de 7,95%, cuota mensual de 103€ y un total a pagar de 13.332€.
  • Un préstamo personal por 5.000€ con plazo de amortización de 4 años, interés de 8,75%, cuota mensual de 103€ y un total a pagar de 6.500€.
  • Deuda con tarjetas de crédito por 7.000€ con un interés del 22%, cuota de 230€ y un total a pagar de 10.350€.

Si has hecho el cálculo habrás notado que este grupo de deudas ascienden a un pago mensual por 1.077€ para un total a pagar de 138.597€.

Al adquirir un crédito de reunificación con un plazo de amortización de 30 años y un interés de 4%, terminarías pagando un total de 195.930€ a cambio de bajar las cuotas a solo 544€ mensuales.

¿Qué deudas se pueden reunificar?

Todas las deudas son susceptibles de reunificación. Entre las más comúnmente unificadas se encuentran las siguientes:

  • Préstamos hipotecarios.
  • Préstamos por compra de vehículo.
  • Préstamos personales.
  • Créditos con tarjetas.

Diferencia entre Reunificación y Refinanciación

Es bastante frecuente que las personas confundan los términos reunificación y refinanciación de deudas. Sin embargo, ambas operaciones financieras son diferentes, a saber:

  • La refinanciación es recomendable para personas que tienen una sola deuda grande, mientras que la reunificación se aplica cuando se tiene múltiples deudas.
  • La refinanciación es solicitada ante tu acreedor actual, mientras que la reunificación se puede solicitar a un banco o entidad financiera diferente.
  • En la refinanciación el primer crédito se extingue por novación, en la reunificación los créditos anteriores se extinguen por el pago.

Diferencia entre Reunificación y Reestructuración

Asimismo, se suele confundir la reunificación con la reestructuración de deudas, ahora bien, estas operaciones cuentan con las siguientes diferencias:

  • La reestructuración es recomendada para personas que tienen una sola deuda, la reunificación, en cambio, opera sobre dos deudas o más.
  • La reestructuración se solicita ante el mismo acreedor, en cambio la reunificación se puede solicitar a un acreedor diferente.
  • En la reestructuración el préstamo original no se extingue, solo se modifican sus condiciones. Mientras que en la reunificación todas las deudas anteriores se extinguen por el pago.

¿Cuáles son los gastos asociados a la reunificación de deudas?

Los gastos son un aspecto importante a tener en cuenta al momento de solicitar la reunificación de deudas. Esta operación financiera suele acarrear los siguientes:

Comisión de apertura

La comisión de apertura es cobrada por el acreedor a quien solicitaste el crédito de reunificación. Esta cubre los gastos administrativos que genera la apertura del nuevo crédito y suele consistir entre el 1% Y 3% del importe total de la deuda.

Comisión de cancelación anticipada

Por otra parte, la comisión de cancelación anticipada es cobrada por los anteriores acreedores. Representa una sanción monetaria por haber cancelado el crédito antes del plazo acordado. La cantidad a pagar por este concepto va a depender de lo que se haya pactado en el contrato.

Dependiendo de si varias deudas contienen esta comisión como cláusula, es posibles que debas pagar múltiples comisiones de cancelación anticipada.

Comisión por amortización parcial o total

De igual forma es muy probable que debas pagar a tu acreedor anterior una comisión por haber amortizado el capital totalmente de forma anticipada.

Consejos para reunificar deudas

Para sacar el mayor provecho a la reunificación de deudas, te recomendamos seguir los siguientes consejos:

Investiga y compara

Antes de seleccionar un producto financiero de este tipo, busca tantas ofertas puedas en el mercado y luego compara cada una de estas. De esta forma te asegurarás de elegir el que mejores condiciones te ofrezca.

Toma una decisión consciente

Elige el crédito que te brinde más confianza, pero a su vez haz los cálculos necesarios para estar seguro de que la estrategia funcionar. En este sentido, deberás calcular cuánto pagas actualmente y cuánto pagarás con el crédito de reunificación. Acepta el contrato solo si te ofrecen una cuota mensual que de verdad puedas pagar cómodamente.

Paga todas las deudas

No ocultes deudas a tu nuevo acreedor y procura salir de todas. De esta forma te aseguras de que quedas comprometido con un solo acreedor, y evitas caer en la misma situación otra vez.

¿Necesitas ayuda?

Como habrás notado, para verificar si la reunificación de deudas es realmente conveniente en tu caso, es necesario hacer una serie de cálculos.

Todos los números influyen en la decisión: desde el capital, los intereses, plazos de amortización e importes finales. Y esto no es solo del crédito de reunificación sino también de todos y cada uno de los créditos a extinguir.

Es por esta razón que lo más recomendable para solicitar la reunificación es contar con el respaldo y asesoría de un equipo experto. En tal caso, desde Adiós Ficheros ponemos a tu disposición nuestro equipo de expertos en derecho bancario y finanzas, quienes te atenderán y analizarán tu caso.

En ADIOS Ficheros te ayudamos a encontrar la mejor solución para tus deudas. Trabajamos de forma honesta para que puedas librarte de las deudas de tus tarjetas, prestamo o minicréditos de la forma que mejor te convenga por tu situación.

Leave a Reply