Miles de Españoles han optado por la reunificación como una forma de enderezar sus finanzas. Sin embargo, ¿es realmente esta operación una forma de salir de deudas?

A continuación nos dedicaremos a explicar cómo reunificar deudas con Unicaja, uno de los principales bancos de regiones como Andalucía.

No solo verificaremos cuáles son las ventajas de esta tipo de financiación, sino también todos los riesgos que su contratación implica.

¿Qué es la reunificación de deudas?

Reunificar deudas consiste en condensar en un solo crédito el pago de todas nuestras deudas pendientes. Esto es posible gracias a los denominados créditos de reunificación, los cuales no son más que una modalidad de préstamo personal, aunque puede también ser un crédito hipotecario como en el caso de Unicaja.

La reunificación de deudas ofrece a los deudores la posibilidad de contratar un nuevo crédito cuyo capital servirá para pagar todas sus deudas de inmediato. Para que la reunificación sea exitosa, el nuevo crédito deberá ofrecer mejores condiciones contractuales, como un plazo de amortización más largo, intereses más bajos, y sobre todo, cuotas mensuales más bajas.

No podemos decir que la reunificación sea un método para salir de deudas, porque en realidad solo estás cambiando unas deudas por otra. Lo que sí podemos afirmar es que se trata de una buena forma para hacer los pagos mucho más cómodos.

Ventajas de la reunificación de deudas

La reunificación de deudas puede resultar de gran beneficio para personas que buscan mayor comodidad al realizar sus pagos. Esta es la principal ventaja de este tipo de financiación: comodidad.

Cuando adquieres múltiples deudas con diferentes acreedores, cada una de estas cuenta con condiciones distintas, y esto hace que a la hora de realizar tantos pagos te sientas algo perdido. Te cuesta estar al tanto del monto restante de cada deuda, del tipo de interés, las fechas de pago y los plazos restantes.

En cambio, cuando reunificas, todas tus deudas se concentran en un solo crédito, por lo que solo debes preocuparte por conocer las condiciones de éste. Así, todas las deudas quedan sometidas a las mismas condiciones, haciendo mucho más sencillos los pagos de cada mes.

Por otra parte, la reunificación de deudas te ayuda a aumentar tu liquidez mensual. No reduciendo la deuda (porque realmente la aumenta como verás más adelante), sino bajando considerablemente el monto a pagar cada mes.

Mientras la suma de todos los pagos de tus deudas podían ascender a, por ejemplo, 5.000 euros, con la reunificación puedes lograr bajar ese monto hasta en más del 50%. Es decir que pasarás a pagar 2.500 euros o menos.

Esto significa que tendrás 2.500 euros más de liquidez mensual. Dinero que podrás usar para cubrir tus necesidades y seguir con tu vida sin tener que limitarte tanto.

Por último pero no menos importante, la reunificación ofrece la importante ventaja de mantenerte alejado de los ficheros de morosos. Si el pago mensual de la deuda es un monto que puedes cubrir con mayor facilidad, significa que no te verás forzado a retrasarte en los pagos, evitando así la insolvencia y los molestos ficheros de morosos.

Unicaja

reunificar deudas con unicaja

Fundado en el 2011, Unicaja es un banco español con sede central en Málaga. Este banco surgió de la fusión de varias cajas de ahorro de diferentes partes del país y se espera que termine fusionándose con Liberbank en este 2021.

Unicaja se ha posicionado como líder en sus regiones de origen, es decir, Andalucía y Castilla y León, lugares que representan más del 80% de su actividad comercial. Este banco promueve como uno de sus principios más importantes el de la proximidad con la población española, teniendo operaciones exclusivamente en territorio español.

Reunificar deudas con Unicaja

Con unicaja tienes dos opciones para reunificar deudas: la primera es con el Préstamo Único, el cual tiene un importe máximo de 18.000 euros y solo está disponible para jóvenes de entre 18 y 27 años de edad. La segunda opción para reunificar con este banco es a través de su Hipoteca Único, la cual consiste en una línea de crédito permanente de la que se podrá disponer cuando el cliente lo requiera, con un importe que cubre hasta el 80% del valor de tasación de la vivienda hipotecada.

La hipoteca Único de Unicaja es la opción más utilizada para agrupar deudas con este banco. Al ser una línea de crédito, es mucho más rápida de tramitar y no requiere el pago de tantas comisiones, aunque sí exige la contratación de varios productos vinculados.

Requisitos para reunificar con la Hipoteca Único de Unicaja

Además de residir en España, contar con documento de identidad en vigor, y demostrar que tienes ingresos regulares, deberás cumplir con las siguientes condiciones:

Agrupar todas las deudas

Unicaja necesita asegurarse de que será el único acreedor con derechos sobre tu patrimonio. Así, en caso de impago, el banco se asegura de poder ejecutar tus bienes de forma más fácil y preferente. Es por eso que te exigirán que no dejes ninguna deuda sin agrupar. Adicionalmente a esto, deberás demostrar que cada deuda se encuentra solvente, pues unicaja no ofrece reunificación a deudores incumplidos o inscritos en ficheros de morosos.

Productos vinculados

Para reunificar deudas con Unicaja, se te exigirá que domicilies tu nómina, pensión o prestación. Además, deberás adquirir otros productos vinculados como el seguro de vida, incapacidad y desempleo de la empresa Caser, así como también un seguro del hogar.

Riesgos de la reunificación de deudas

reunificar deudas con unicaja

De forma general, la reunificación de deudas puede generar una serie de riesgos que a largo plazo podrían afectar gravemente tus finanzas. A saber:

Terminar pagando más

Con la reunificación de deudas estás adquiriendo un nuevo crédito, que está lejos de ser gratuito. De hecho, los créditos de refinanciación se caracterizan por aplicar intereses más altos que los préstamos tradicionales.

A largo plazo esto significa que, aunque las cuotas mensuales sean más bajas, la deuda final será más grande. Pagarás intereses por más tiempo y esto hará que termines pagando mucho más que lo que hubieras pagado con tus deudas originales.

Pagar por más tiempo

Para bajar la cuota mensual necesariamente tendrás que alargar en gran medida el plazo de amortización. De manera que si antes pensabas liberarte de deudas en cinco años, ahora podrás enfrentar un plazo de veinte o treinta años. Este es un factor importante a considerar, pues no muchas personas están dispuestas a pasar las siguientes décadas de su vida pagando deudas.

Gastar más en comisiones

Para contratar un crédito de reunificación, con frecuencia se deben asumir una serie de comisiones por apertura del nuevo crédito, pero también por amortización o cancelación anticipada de las deudas anteriores. Todo esto implicará un gasto extra que deberás tomar en cuenta antes de tomar una decisión.

Directo al concurso

Al ser una modalidad de refinanciación para personas endeudadas, a menudo la reunificación de deudas es considera la última oportunidad para enderezar tus finanzas. Esto es así porque ninguna financiera tradicional va a refinanciar un crédito de reunificación. De manera que, si en el futuro no eres capaz de seguir pagando este crédito, no podrás solicitar otra reunificación ni refinanciación para salir de esta deuda.

En otras palabras, si dejas de pagar este crédito muy probablemente te lleven directo al concurso de acreedores y la financiera terminará liquidando tu inmueble para cobrar el capital.

¿Cuándo solicitar la reunificación de deudas?

Ya habíamos mencionado que la reunificación no es un método para salir de deudas sino para hacer pagos más cómodos. Así es como tampoco representa una opción para deudores insolventes.

Muchas personas comienzan a evaluar la reunificación de deudas cuando ya se encuentran inscritas en ficheros de morosos. Grave error.

Ningún banco o financiera tradicional ofrece refinanciación para personas inscritas en ficheros de morosos. Por lo que una vez que te has retrasado en tus pagos, es demasiado tarde para intentar solicitar la reunificación.

En este sentido, lo ideal es solicitar este tipo de crédito tan pronto como se empieza a tener problemas de liquidez.

¿Es recomendable reunificar deudas con Unicaja?

Desde Adiós Ficheros no recomendamos a clientes endeudados adquirir nuevos créditos. Y siendo francos, la reunificación no es más que la contratación de otra deuda más. Es por esto que no recomendamos reunificar deudas con Unicaja ni con ninguna otra entidad, a menos que se trate de deudas pequeñas que, aún reunificadas, se pagarán a corto plazo.

Otra alternativa

Para verdaderos problemas de endeudamiento, nuestra recomendación es acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad.

Se trata de un procedimiento legal con el que puedes exonerar deudas. Existe una gran diferencia entre cambiar una deuda por otra, y exonerarlas de forma definitiva.

Con la ley de Segunda Oportunidad podrás acceder al beneficio de Exoneración del Pasivo Insatisfecho cumpliendo una serie de requisitos, entre los que se encuentran:

Demostrar que no tienes suficiente dinero para pagar todas tus deudas.

Probar que has hecho todo lo posible por pagar, pero por razones ajenas a tu voluntad, no es posible seguir cumpliendo con los pagos.

No haber adquirido el beneficio de exoneración es los pasados diez años.

No haber rechazado ofertas de trabajo de acuerdo a tu oficio y/o profesión, en los últimos cuatro años.

Lo mejor de la Ley de Segunda Oportunidad es que no importa si ya te encuentras inscrito en un fichero de morosos, de igual forma podrás recibir el beneficio de exoneración y salir de todas tus deudas.

¿Necesitas ayuda?

Una persona sabia es la que se deja asesorar por quienes son verdaderos expertos. Es por esto que nuestra recomendación es buscar ayuda antes de tomar una decisión.

En Adiós Ficheros te ofrecemos la asesoría que necesitas, de la mano de un equipo de expertos en Derecho Bancario y Finanzas. Estamos preparados para recibir tu consulta y darte una respuesta rápida, sencilla y personalizada. ¡Contáctanos!

Leave a Reply