Dentro de las opciones de financiación, la reunificación de deudas ha ganado popularidad entre los españoles. Entre sus ventajas se encuentra la de hacer los pagos mensuales más cómodos y accesibles. Sin embargo, esta modalidad de crédito tiene también una serie de riesgos que deben ser evaluados.

En esta oportunidad nos dedicaremos a responder las preguntas más frecuentes sobre reunificar deudas online. Sigue leyendo y descubre qué tan recomendable es la reunificación de deudas.

¿Para qué sirve la reunificación de deudas?

reunificar deudas online

La reunificación de deudas es una operación financiera que sirve para salir de deudas de una forma más cómoda. Consiste en una modalidad de refinanciación, mediante la cual el deudor solicita un crédito para pagar todas sus deudas pendientes.

Se trata entonces de cambiar varias deudas por una sola. La finalidad de la reunificación no es salir de deudas, sino seguir pagando de una forma más cómoda para el deudor.

Con el crédito de reunificación se pueden pactar condiciones más favorables que las que se tenía en las deudas anteriores. Algunas de estas condiciones pueden consistir en plazos de amortización más largos y cuotas mensuales más bajas. De esta manera el deudor puede asumir sus pagos de acuerdo a sus ingresos mensuales y evita hacerse insolvente.

¿Qué deudas se pueden reunificar?

Las personas que solicitan la reunificación son deudores que han acumulado múltiples deudas de diferente naturaleza. Generalmente, las deudas que se suelen reunificar son:

  • Créditos hipotecarios.
  • Préstamos personales.
  • Microcréditos.
  • Crédito del coche.
  • Tarjetas de crédito.

Por lo general las entidades de crédito que ofrecen esta refinanciación establecen un límite máximo del monto total de deudas a reunificar. Es decir, no se establece un límite a cada deuda sino a la suma total de estas. El límite puede variar de acuerdo al banco o entidad financiera que ofrezca la reunificación, sin embargo, suelen ofrecer límites más altos los créditos que requieren garantía hipotecaria.

¿Puedo reunificar deudas estando en ASNEF?

reunificar deudas online con ASNEF

Algunas entidades financieras ofrecen este tipo de refinanciación a personas inscritas en ASNEF. Sin embargo, es importante tener en cuenta que las entidades que aceptan a morosos son aquellas que no están supervisadas por el Banco de España. Esto significa que al contratar la reunificación estando en ASNEF, probablemente seas víctima de intereses usuarios y/o condiciones abusivas que terminen agravando aún más tu situación financiera.

Los bancos y entidades financieras tradicionales no ofrecen ningún tipo de financiación a personas inscritas en ASNEF u otros ficheros de morosos. Esto se debe a que figurar en uno de estos registros significa que has sido incapaz de cumplir tus obligaciones financieras, y esto te hace una persona con alto riesgo de impago.

¿Puedo reunificar deudas online?

Cuando la suma total de tus deudas no alcanza grandes cantidades de dinero, es posible reunificar deudas online. No todas las entidades bancarias ofrecen esta posibilidad, y las que lo ofrecen, suelen ofrecer capitales más pequeños. Esto se debe a que cuando solicitas un crédito grande, necesitas ofrecer un bien en garantía, el cual suele ser un inmueble. La tramitación de este tipo de garantías conlleva una serie de gestiones que no pueden hacerse de forma online.

Sin embargo, la mayoría de las entidades bancarias y financieras que ofrecen reunificación cuentan con páginas web. En estos sitios puedes acceder desde tu casa para calcular de forma anticipada cuáles serían las cuotas a pagar y el tiempo que te tomaría devolver el capital. En algunos puedes incluso adelantar algunos pasos del proceso llenando formularios.

¿Cuáles son los beneficios de la reunificación de deudas?

beneficios de reunificar deudas online

La reunificación de deudas puede resultar conveniente para deudores que buscan hacer sus pagos más cómodos, esto gracias a que ofrece los siguientes beneficios:

Cuotas mensuales más bajas

La principal ventaja de la reunificación de deudas es que puedes adaptar tus cuotas mensuales a tus ingresos. Al alargar el plazo de amortización, divides el capital en más cuotas y por lo tanto resultan estas más bajas. De esta forma no tienes problemas para pagar sin quedarte sin liquidez.

Más tiempo para pagar

Con el crédito de reunificación puedes pactar el plazo de amortización que te resulte más conveniente. Algunas entidades financieras ofrecen un límite de diez años para pagar, mientras que otras establecen límites de veinte años o más, todo va a depender del capital solicitado.

Evitas los ficheros de morosos

La reunificación adapta el pago mensual a tu capacidad económica, lo que significa que reduce el riesgo de impago pues evita el endeudamiento excesivo a la vez que aumenta tu liquidez mensual. De esta forma, serás capaz de pagar cada cuota a tiempo, y esto a su vez te mantiene lejos de los molestos ficheros de morosos.

Conservas tu patrimonio

Cuando permitimos que las deudas se acumulen sin buscar alternativas de pago, inevitablemente nos hacemos insolventes. Esto a su vez trae como consecuencia que se intenten acciones judiciales en tu contra, como lo es el concurso de acreedores. En estos casos deberás enfrentar estas acciones y responder liquidando tu patrimonio. Con la reunificación de deudas estás previniendo este desenlace y por ende conservando tus bienes.

¿Cuáles son los inconvenientes de la reunificación de deudas?

La reunificación de deudas tiene aparejada una serie de riesgos que deben ser evaluados por cada cliente antes de la contratación. Entre estos se encuentran:

Intereses más altos

inconvenientes de reunificar deudas online

Las opciones de refinanciación suelen tener intereses más elevados que los préstamos personales tradicionales. Esto se debe a que se trata de una opción para personas endeudadas que, a la larga, representan un mayor riesgo de impago. Por lo que, a pesar de tener cuotas mensuales más cómodas, si tomas en cuenta los intereses, el crédito puede resultar mucho más caro que tus deudas anteriores.

Pagar más a largo plazo

Para hacer las cuotas más bajas se alarga el plazo de amortización. Esto significa que pasarás más tiempo pagando intereses, lo que inevitablemente aumentará el monto final de la deuda.

Pasar más tiempo endeudado

Mientras que tus deudas anteriores podían tener plazos de cinco o diez años, con la reunificación este tiempo puede verse aumentado en más del doble. Este es un factor que deberás tener en cuenta para saber si realmente estás dispuesto a comprometerte a pagar por tanto tiempo.

Poner en riesgo tu vivienda

Para recibir créditos de reunificación de 30.000 euros o más, muy probablemente se te exija que ofrezcas un inmueble como garantía de pago. Aunque esto aumente tus opciones de financiación, representa también un riesgo bastante grande, pues en caso de impago, el banco no dudará en proceder a ejecutar la hipoteca y hacerse con tu vivienda.

¿Cuándo solicitar la reunificación de deudas?

cuándo reunificar deudas online

Uno de los errores más comunes entre deudores es comenzar a buscar soluciones cuando ya sus deudas los han llevado a la insolvencia. Cuando se está inscrito en un fichero de morosos, las opciones de financiación se limitan en gran medida, además, ningún acreedor estará dispuesto a negociar mejores condiciones.

Es por esto que el momento oportuno para solicitar la reunificación de deudas es cuando aún te encuentras al día con todos tus pagos. Este es, de hecho, un requisito que exige la mayoría de los bancos que ofrecen esta financiación.

¿Qué pasa si no puedo pagar el crédito de reunificación?

La reunificación de deudas puede ser considerada una última opción de financiación. Esto es así puesto que, en caso de que no puedas pagarla, no podrás solicitar que te financien el crédito de reunificación.

En otras palabras, si no puedes pagar el crédito de reunificación la única opción que te queda será declararte en concurso de acreedores o acogerte a la Ley de Segunda Oportunidad.

¿Es recomendable la reunificación de deudas?

Desde Adiós Ficheros no recomendamos a personas endeudadas buscar nuevas formas de financiación. En nuestra experiencia, estos métodos no ofrecen más que una sensación de alivio inmediato, sin solucionar el verdadero problema.

Cuando te has endeudado en exceso, comprometerte con un nuevo crédito puede resultar catastrófico, sobre todo porque aunque hagan las cuotas más cómodas, al final la deuda aumenta considerablemente.

Es por esto que nuestros expertos aconsejan estar atentos a las siguientes señales de endeudamiento excesivo:

  • Tu liquidez disminuye cada mes.
  • No te alcanza el dinero para cubrir tus necesidades básicas.
  • Has pedido dinero prestado para pagar deudas.
  • Has usado tus tarjetas de crédito para pagar cuotas de otras deudas o para cubrir tus necesidades más básicas.
  • Has recibido notificaciones de cobro de algún acreedor.

Ante una o más de estas señales deberás enfrentar el problema como un caso de endeudamiento excesivo. Por lo tanto, solicitar un nuevo crédito no será la solución, sino que deberás atacar directamente las deudas eliminándolas por completo.

Esto solo es posible a través de la Ley de Segunda Oportunidad, un procedimiento legal que permite eliminar las deudas aun cuando no tienes dinero para pagarlas.

¿Necesitas ayuda?

Cuando de finanzas se trata, cada caso es diferente. Es por esto que resulta tan difícil ofrecer soluciones mágicas que se adapten a todos los deudores. A esto debes sumar el hecho de que cada producto financiero tiene sus ventajas e inconvenientes que deben ser analizados y comparados con detenimiento.

Con esto lo que queremos decir es que si necesitas asesoría profesional para tomar la decisión más acertada, en Adiós ficheros ponemos a tu disposición un equipo conformado por abogados especialistas en Derecho Bancario y Finanzas. Estamos preparados para recibir tu consulta y acercarte a la solución que más se adapte a tu caso.

Leave a Reply