Una vez conocida la insolvencia, las compañías deben informar a sus acreedores y a la vez a las autoridades del juzgado mercantil de esta situación.

Podría parecer algo complicado para algunas personas, pero este es un procedimiento que podría resultar una oportunidad para retomar nuevamente el rumbo financiero de la empresa.

Existen varias alternativas para recuperar la solvencia, y una de ellas es el Preconcurso de Acreedores, que consiste en un procedimiento jurídico que te ofrece cierto resguardo al patrimonio y una oportunidad de negociar con tus acreedores.

¿Te asusta el Preconcurso de Acreedores? ¡Aquí te enseñamos cómo sacarle provecho!

Nuestro equipo asesor está especializado en la gestión y tramitación de concursos de acreedores. Contáctanos: te ayudamos a hacerlo fácil.

¿Qué es el Preconcurso de Acreedores?

El Preconcurso de Acreedores es una alternativa que se inicia previo al concurso de acreedores y, ofrece a las empresas con insolvencias una oportunidad para llegar a negociar con sus acreedores.

Este procedimiento se inicia con una solicitud escrita y fundamentada ante el juzgado mercantil, con el fin de que el juzgado conozca la situación de insolvencia en la que se encuentra la empresa y que también se busca llegar a un acuerdo o negociación extrajudicial con sus acreedores.

Este procedimiento de negociación en el preconcurso es entre la empresa y los acreedores, el juzgado solo estará notificado de la situación, más no tendrá intervención en la misma. Por lo tanto, la empresa puede seguir con sus actividades normales de siempre; y tiene un periodo de tres meses para la negociación pudiendo extenderse hasta un mes más, como máximo.

El Preconcurso de Acreedores tiene un plazo de cumplimiento queinicia desde la fecha de solicitud ante el juzgado, pero se debe comunicar a los acreedores dos meses antes sobre el problema de insolvencia de la empresa y, de igual manera se debe comunicar de la intención de llegar a una negociación de las deudas.

Este protocolo llamado Preconcurso de Acreedores, le da a la empresa un tiempo de holgura de seis meses. Durante este tiempo la empresa puede mantenerse en el mercado de manera legal, evitando embargos y ejecuciones, así como también evitando agravar su situación financiera.

Este Preconcurso de Acreedores tiene una duración de seis meses, y durante este periodo la compañía deudora tiene la oportunidad de llegar a un acuerdo con sus acreedores evitando llegar así al procedimiento concursal. En caso contrario, alguna de estas propuestas se podrá incorporar a su futura propuesta en el concurso de acreedores.

Una vez obtenido resultados, se deberá informar al juzgado de los convenios pactados entre la empresa y sus acreedores, y de ser lo contrario, es decir, que no se llegó a un acuerdo, entonces se deberá formalizar la solicitud del Procedimiento Concursal.

¿Para qué sirve el Preconcurso de Acreedores?

qué es el preconcurso de acreedores

Este preconcurso de acreedores es una fase que permite negociar un refinanciamiento, quitas o esperas con los acreedores y así evitar el concurso de acreedores. Por otra parte, el preconcurso trae otras ventajas legales para la empresa, tales como:

  • En términos legales, la empresa puede seguir sus actividades normales, estabilizando la situación financiera mientras busca una solución a su insolvencia, ya que, ni el juzgado ni los acreedores podrán interferir en sus actividades.
  • Toda acción judicial queda suspendida y se declara inadmisible, evitando interferir en las actividades de la empresa.
  • Se protege la imagen de la empresa; es decir, que la insolvencia de la compañía no se hace pública en el BOE sino que, solo los acreedores y el juzgado conocen la situación.

Nuestro equipo asesor está especializado en la gestión y tramitación de concursos de acreedores. Contáctanos: te ayudamos a hacerlo fácil.

¿Cuándo solicitar el Preconcurso de Acreedores?

ventajas del preconcurso de acreedores

Cuando se ha iniciado el preconcurso en el tiempo oportuno, los resultados siempre son favorables. Es por esto que debes considerar hacer este procedimiento en los siguientes lapsos:

La empresa tiene dos meses para comunicar a sus acreedores y al juzgado mercantil sobre la insolvencia. Este lapso se contará desde el momento en que la compañía se entera de su situación de financiera.

Después del tiempo mencionado anteriormente, son tres meses que tiene la empresa para proponer las negociaciones necesarias con sus acreedores y llegar a un acuerdo. De no ser así, en este lapso debe conseguir la adhesión de las propuestas anticipada de convenio. El conteo de este tiempo comienza desde que la solicitud es presentada ante al juzgado mercantil.

Cumplido este tiempo estipulado, y de no haber pactado un acuerdo extrajudicial entre los acreedores y la empresa, tienes un mes para ir ante el juzgado mercantil, y presentar la solicitud formal de Declaración de Concurso.

Desventajas del Preconcurso de Acreedores

preconcurso de acreedores covid

No es raro encontrar en estos procedimientos algunas desventajas. Una de ellas es que, nos encontramos con el inconveniente de que durante el proceso de preconcurso no existe una regla que impida a los acreedores que inicien una reclamación individual.

En este sentido, si existiesen bienes que no resulten indispensables para el funcionamiento de la empresa, los acreedores pueden ejecutar acciones jurídicas sobre estos; perjudicando así la situación financiera del deudor.

Una vez que los acreedores sean notificados de la insolvencia de la empresa, lo más probable es que ellos querrán ejercer presión sobre bienes que disponga la entidad, con el fin de recuperar sus acreencias.

¿Cuánto tiempo se tarda en resolver un concurso de Acreedores?

El tiempo varía mucho, todo va a depender del tipo de concurso de acreedores que se presente y de la carga de trabajo del juzgado en cuanto a lo mercantil. La duración puede variar entre dos meses, si llegase a un acuerdo extrajudicial, y hasta cinco años o más, si se presentó la solicitud ante el juzgado mercantil.

¿Cuándo y cómo termina el concurso de acreedores?

modelo preconcurso de acreedores

Esto termina cuando el juez declare concluso el concurso de acreedores; y para esto el juzgado debe constatar que:

  • Se cumplió el convenio entre empresa y acreedores.
  • Cuando ya no exista insolvencia, porque se pagó a cada acreedor.
  • No existan bienes de la empresa para satisfacer a los acreedores.
  • Cuando la totalidad de los acreedores hayan renunciado.

¿Necesitas ayuda?

Muchas veces nos encontramos con situaciones nuevas para nosotros que ponen en jaque nuestras finanzas; y las informaciones encontradas solo despejan algunas dudas. Por suerte en Adiós Ficheros, tenemos un abanico de especialistas en derecho bancario y finanzas que pueden brindarte la mejor solución.

Nuestro equipo asesor está especializado en la gestión y tramitación de concursos de acreedores. Contáctanos: te ayudamos a hacerlo fácil.

Leave a Reply