Los instrumentos de financiación como las hipotecas han sido muy populares durante décadas; sin embargo, este tipo de garantía está sometida a ciertas formalidades. De ahí que los créditos hipotecarios sean los más difíciles de conseguir.

Ahora bien, si a eso le sumas el hecho de estar inscrito en ASNEF, las posibilidades de contratar un crédito hipotecario se hacen más pequeñas. Pero no todo está perdido, hay algunas acciones que puedes poner en marcha para lograr la financiación que quieres.

¿Necesitas pedir hipoteca estando en ASNEF? Sigue leyendo y ¡aumenta tus posibilidades!

¿Estás en una situación de impago de deudas? Ya sea tarjeta revolving, intereses abusivos, un crédito exprés, o si estás en ASNEF u otros ficheros: contáctanos y te ayudaremos a solucionar tu caso particular.

Préstamos hipotecarios

A diferencia de los préstamos personales que son respaldados por el patrimonio del deudor, los préstamos hipotecarios son aquellos créditos que son respaldados por una garantía real; en este caso, la garantía recae sobre un inmueble.

Las hipotecas más comunes entre los españoles son las hipotecas para adquirir una casa. Por lo que la garantía que representa para un banco, es que si el cliente no logra pagar la deuda que se le acredita, la entidad podrá ejecutar el inmueble y recuperar su acreencia.

Una hipoteca es la posibilidad de que una persona adquiera un bien de alto valor sin tener el capital (suma importante de dinero que no tiene en sus manos), pues podrá pagar en cuotas y a largo plazo. Mientras que, para el banco o la entidad financiera, el bien representa una garantía a su favor.

Por otro lado, si no se tiene un historial financiero que le genere confianza a la entidad bancaria, adquirir este tipo de financiamiento le será algo complicado; y más aún, si la persona está inscrita en un fichero de morosos.

¿Qué significa estar inscrito en ASNEF?

bancos que no miran asnef

En estos ficheros de morosos, como el de ASNEF, que tiene una base de datos muy amplia, los deudores son inscritos por impagos a:

  • Bancos y entidades financieras.
  • Cajas de ahorro y rurales.
  • Prestadoras de servicio eléctrico, de agua o de gas.
  • Compañías telefónicas, de internet y de TV.
  • Aseguradoras.
  • Tiendas Online y de ventas al mayoreo.
  • Entre muchas otras.

ASNEF (Asociación Nacional de Establecimientos Financieras de Créditos) tiene como función recopilar todos los datos aportados por sus socios, de clientes que han incumplido con sus obligaciones, cayendo en lo que se llama impago.

Esto lo hace con la finalidad de que las entidades bancarias y financieras conozcan el historial crediticio de sus clientes antes de otorgan un nuevo financiamiento, pues ninguna entidad querrá poner sus acreencias en personas con deudas, pues se asume que, en el futuro no podrá pagar la obligación.

En esto radica la importancia de estar seguros de que no tenemos deudas con la que nos hayan inscrito en algún fichero de morosos, pues será una piedra en el zapato si queremos adquirir una hipoteca.

Antes no existía una cuantía mínima para ser inscrito en ASNEF, lo mismo era para una deuda de 5 euros que para una de miles; pero gracias a la Ley Orgánica de Protección de Datos y Garantías de Derechos Digitales que entró en vigencia en diciembre del 2018 y que regula a los ficheros de morosos, el importe mínimo quedo en 50 euros para personas físicas y 300 euros para personas jurídicas.

¿Estás en una situación de impago de deudas? Ya sea tarjeta revolving, intereses abusivos, un crédito exprés, o si estás en ASNEF u otros ficheros: contáctanos y te ayudaremos a solucionar tu caso particular.

¿Puedo pedir una hipoteca estando en ASNEF?

Aunque es algo complicado pedir una hipoteca estando en ASNEF, es posible. Sin embargo, puede que de los bancos tradicionales recibas una respuesta negativa. Por otra parte, te aliviará saber que existen otras entidades financieras que ofrecen hipotecas a personas inscritas en el fichero de morosos ASNEF, los cuales ofrecen un mecanismo diferente para este tipo de financiamiento, los cuales te nombraremos a continuación:

Refinanciación y Reunificación

Este tipo de financiamiento ofrece un crédito que te permite salir de una lista de morosos. El monto a adquirir será el que se calcule de la cuantía necesaria para cancelar la deuda que provocó la inscripción en ASNEF. Una vez que sales de la lista de ASNEF puedes dirigirte a cualquier banco tradicional.

Sin embargo, este tipo de financiamiento no tradicional, puede representar un gran riesgo, pues estas financieras, que ofrecen estos productos, en la mayoría de los casos suelen aplicar intereses abusivos y/o usurarios, además de condiciones que pudieran no estar muy claras.

Aunque ciertamente parezca una solución a tu problema, no debes olvidar que al adquirir esta refinanciación estás adquiriendo una nueva obligación, y que sumado al crédito hipotecario con el banco sería una carga muy elevada para tus finanzas. Por este motivo lo mejor será evaluar si esto de verdad sea conveniente a no para tu economía.

Disminuir el perfil de riesgo

Cuando estás inscrito en ASNEF lo que puedes hacer es disminuir el perfil de riesgo. Esto consiste en demostrar al banco que puedes pagar la hipoteca, aunque este es el fichero de morosos.

Para este propósito puedes demostrar lo siguiente:

Presentar un aval

El banco necesita un aval que demuestre que si tú no tienes dinero para pagar hay otras formas de cobrar. En ese caso puedes pedirle a un familiar o amigo de confianza que demuestre un ingreso fijo y que te sirva de aval. De esta manera, el banco tendrá la certeza de que alguien pagará la deuda si el adquiriente no puede.

Inmueble libre de cargas

Otra manera de disminuir tu perfil de riesgo es demostrando que posees un inmueble libre de gravámenes. En caso de que aún lo esté, tendrás que demostrar que pronto finalizará el pago.

Recomendaciones para pedir hipoteca estando ASNEF

puedo pedir un crédito hipotecario estando en asnef

No es recomendable adquirir una hipoteca cuando ya tienes una deuda pendiente. Como ya te hemos dicho antes, los tipos de financieras no tradicionales, suelen ofrecer financiamiento a cambio de cuantías con intereses muy elevados, que al final terminan empeorando tus finanzas.

Aunque existen este tipo de financieras, que otorgan créditos a personas morosas, las condiciones para tal caso, son extremadamente peligrosas para tus finanzas, pues sus intereses son considerados abusivos y usurarios, en el peor caso podrían llevarte a una ejecución de bienes.

Otras posibles alternativas

Lo más aconsejable y evidente es pagar la deuda. Puede que te sea difícil si te encuentras en una situación financiera apretada. Sin embargo, está la opción de negociar la deuda con el acreedor, y llegar a un acuerdo que te permite reorganizar la forma de pago.

Si no logras llegar a un acuerdo con el acreedor y en definitiva no tienes dinero cómo afrontar la deuda, te recomendamos acogerte a la Ley de Segunda Oportunidad. Esto podrá tomarte más tiempo, pero te permitirá salir de tu deuda.

La ventaja de acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad es que, este mecanismo protege tu vivienda principal aunque tu patrimonio sea liquidado.

Para acogerse a esta Ley debes cumplir con algunos requisitos que exigen las normas. Entre ellos esta; que la deuda no supere los cinco millones de euros, demostrar que no posee el patrimonio suficiente para pagar la deuda, haber tratado de negociar extrajudicialmente con el acreedor, haber actuado de buena fe y aceptar ser inscrito en el Registro Público Concursal por los próximos cinco años.

Una vez cumplido el tiempo, tus datos serán eliminados del fichero de morosos y podrás retomar las riendas de tus finanzas y solicitar la hipoteca que necesites.

¿Estás en una situación de impago de deudas? Ya sea tarjeta revolving, intereses abusivos, un crédito exprés, o si estás en ASNEF u otros ficheros: contáctanos y te ayudaremos a solucionar tu caso particular.

Leave a Reply