Adquirir más deudas de las que podemos pagar es el camino más seguro hacia el desastre económico. Es por esto que la reunificación de deudas se ha vuelto una operación tan popular. Sin embargo, siguen existiendo muchas dudas respecto a esta forma de financiación, y una de ellas es la de cuáles deudas pueden ser reunificadas.

En este post te explicaremos todo sobre reunificar deudas Carrefour, ventajas, desventajas y otras alternativas para mejorar tus finanzas. Sigue leyendo y ¡libérate de deudas!

¿Estás en una situación de impago de deudas? Ya sea tarjeta revolving, intereses abusivos, un crédito exprés, o si estás en ASNEF u otros ficheros: contáctanos y te ayudaremos a solucionar tu caso particular.

¿Qué es la Reunificación de deudas?

reunificar deudas carrefour

La reunificación de deudas es una operación financiera que consiste en solicitar un crédito para refinanciar dos o más deudas impagadas. Algunos bancos y entidades financieras ofrecen préstamos especialmente diseñados para realizar esta operación, sin embargo, puede también ser efectuada con la contratación de un préstamo personal con objetivos indefinidos.

Es decir, contratas un préstamo personal con o sin hipoteca y ese dinero lo inviertes en pagar todas tus deudas actuales. De manera que a partir de ese momento tu única deuda vigente será el préstamo de reunificación.

Este tipo de financiación ayuda a los deudores a saldar sus compromisos financieros adquiriendo uno con mejores condiciones. Lo que se busca es eliminar varias deudas con intereses muy altos, o con condiciones que simplemente no nos favorecen,a cambio de la adquisición de otro producto financiero que ofrece mayores beneficios.

La reunificación suele ser utilizada por personas que tienen problemas de liquidez mensual. Esto es así porque al reunificar múltiples deudas puedes obtener un plazo de amortización más largo y en consecuencia disminuir considerablemente la cantidad a pagar mensualmente.

De esta forma los deudores pueden seguir cumpliendo sus obligaciones financieras sin tener que sacrificar sus otras necesidades y, por supuesto, sin caer en insolvencia.

Ventajas de la reunificación de deudas

reunificar deudas carrefour

La reunificación de deudas tiene varias ventajas, a continuación detallaremos las más importantes:

Tienes más tiempo para pagar

Como mencionamos antes, el objetivo de la reunificación es cambiar unas condiciones poco favorables por otras con más beneficios. Entre los posibles cambios, el más aplicado es el de flexibilizar el plazo de amortización. Esto quiere decir que si antes tenías dos años para pagar tu deuda más larga, ahora podrás tomarte hasta diez años para amortizarla por completo (dependiendo de lo pactado).

Tener más tiempo para pagar tiene sus ventajas y desventajas. Por una parte logras bajar considerablemente la cantidad de dinero a pagar mensual; mientras que por otra parte debes comprometer tus finanzas a pagar una cuota mensual por más años.

Aumentas tu liquidez

Al alargar el plazo de amortización el capital quedará dividido en un mayor número de cuotas. Lo que significa que el valor por cada cuota podrá ser disminuido, incluso en más del 50%. es decir, que si antes la suma de todas tus deudas mensuales era de 2.000 euros (por ejemplo), con el préstamo de reunificación podrás pasar a pagar 1.000 euros, o menos.

Mejores condiciones

Otra forma de sacarle provecho a la reunificación de deudas es pactando mejores condiciones que las de nuestras deudas anteriores. Esto es posible, por ejemplo, cuando el crédito de reunificación tiene intereses más bajos que buscas eliminar.

Evitas los ficheros

Si lo haces bien, con la reunificación de deudas puedes evitar ser inscrito en los ficheros de morosos.

Si antes tenías problemas para mantenerte solvente por la suma de todas tus cuotas mensuales, con la reunificación el dinero te rendirá más. Tendrás mayor facilidad para mantener tus pagos al día y por ende no caerás en la molesta morosidad.

¿Cuándo solicitar la reunificación de deudas?

La reunificación de deudas es una forma de evitar el impago, esta es, de hecho, una de sus ventajas más importantes. Ahora bien, si ya te encuentras insolvente y/o inscrito en un fichero de morosos, esta no es la opción para ti. ¿La razón? Pues, los bancos o entidades financieras tradicionales se niegan rotundamente a otorgar nuevos préstamos a personas fichadas como insolventes.

Esto quiere decir que una vez que tengas pagos vencidos será tarde para solicitar la reunificación. De manera que lo ideal es buscar este tipo de financiación, de forma preventiva, cuando vemos que tenemos problemas de liquidez mensual.

¿Estás en una situación de impago de deudas? Ya sea tarjeta revolving, intereses abusivos, un crédito exprés, o si estás en ASNEF u otros ficheros: contáctanos y te ayudaremos a solucionar tu caso particular.

¿Puedo reunificar deudas Carrefour?

Todas las deudas son susceptibles de reunificación, así que la respuesta es sí, sí puedes reunificar deudas Carrefour.

De hecho, buena parte de las deudas que son eliminadas a través de la reunificación provienen de tarjetas de crédito y líneas de crédito privadas como las que ofrecen cadenas comerciales como Carrefour.

Cuando adquieres un préstamo personal para reunificación o de objetivo indefinido, reunificar las deudas que tengas con Carrefour no solo es una posibilidad sino también un requisito.

Esto se debe a que la mayoría de las entidades financieras que ofrecen reunificación exigen como requisito que el cliente se comprometa a eliminar todas y cada una de sus deudas impagadas. De esta forma el nuevo acreedor se garantiza a sí mismo un mayor privilegio sobre tu patrimonio, en caso de que no cumplas con los pagos.

Inconvenientes de la reunificación de deudas

reunificar deudas carrefour

Como toda operación financiera, esta también tiene sus riesgos. A continuación te explicamos cuáles son las desventajas de la reunificación de deudas:

Comprometerte por más tiempo

Como explicamos antes, para bajar las cuotas mensuales lo esencial es alargar el plazo de amortización. Y aunque esto puede sonar como un beneficio, la verdad es que estás asumiendo un riesgo.

Esta es una advertencia que deberás tener muy en cuenta, pues comprometerte a pasar más de una década pagando una deuda que, en principio, solo iba a durar un par de años, puede ser perjudicial. Sobre todo cuando no estás seguro de cuáles serán tus ingresos en unos años.

Condiciones desfavorables

Cuando logramos pactar un crédito de reunificación con mejores condiciones, todo va bien. Pero la verdad es que esto no siempre sucede así. Pues muchas veces el cliente termina aceptando condiciones aún menos favorables, todo con tal de salir de sus deudas actuales.

Esto puede ser fatal para tus finanzas porque un crédito que tenga una cuota más baja pero intereses más alto no solo te comprometerá a pagar por más tiempo, sino que además pagarás mucho más por concepto de interés. Lo que significa que tu crédito resultará mucho más caro a largo plazo.

Última oportunidad

Cuando adquieres un crédito de reunificación, básicamente le estás comunicando al banco que necesitas ayuda para pagar tus deudas. Y, por supuesto, si cumples con las condiciones, se te otorgará el crédito. El asunto es que si dejas de pagar este préstamo no habrán demasiadas oportunidades de negociar sus condiciones o de refinanciarlo. Pues ya al banco le quedará claro que tienes un problema de finanzas.

Otras alternativas a la reunificación de deudas

Nosotros no recomendamos reunificar deudas, esto es así porque consideramos que cuando una persona tiene problemas de liquidez, adquirir una nueva deuda no es la solución.

Es por esto que nuestra recomendación en estos casos es probar con otras alternativas como las siguientes:


Negociar con tu acreedor

Entre todas tus deudas, identifica cuál es la que representa la mayor carga y la más difícil de pagar. Una vez que lo hayas hecho, intenta negociar sus condiciones con el acreedor. Comunica que tienes problemas financieros y presenta un plan de pagos. En el que indiques cuál es la cantidad máxima de dinero que puedes pagar al mes.

La negociación es una carta siempre válida, y si lo haces oportunamente las posibilidades de éxito son bastante altas. Si lo logras, te darán más tiempo para pagar tu deuda más grande y así podrás seguir cumpliendo con tus compromisos financieros sin asumir tantos riesgos.

Ley de Segunda Oportunidad

Para los deudores que ya han caído en impago y se encuentran inscritos en ficheros de morosos, la única opción recomendable es acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad.

Con esta norma jurídica podrás plantear nuevas negociaciones a tus acreedores, aún cuando estés insolvente, y si no logras un acuerdo, podrás solicitar que se exoneren tus deudas.

Con esta ley tendrás también que liquidar tu patrimonio en un concurso de acreedores, pero la buena noticia es que al final el juez mercantil podrá acordar que se eliminen todas tus deudas pendientes, aún sin tener dinero para pagarlas.

¿Necesitas ayuda?

Si tienes problemas para pagar tus deudas con Carrefour o con cualquier otro acreedor, lo mejor será recibir la asesoría de un experto financiero que te diga cuáles son las opciones más convenientes para ti.

Las condiciones de cada caso pueden cambiar considerablemente el panorama, por lo que pensar en una solución para todos es prácticamente imposible.

Es por esto que en Adiós Ficheros contamos con un equipo experto en Derecho Bancario y Finanzas que brinda asesoría personalizada. No dudes en contactarnos y empezar a encaminar tus finanzas.

¿Estás en una situación de impago de deudas? Ya sea tarjeta revolving, intereses abusivos, un crédito exprés, o si estás en ASNEF u otros ficheros: contáctanos y te ayudaremos a solucionar tu caso particular.

Leave a Reply