Logo de la CIRBE
¿Qué datos inscribe?Riesgos mayores a 1.000 euros.
¿Quién puede consultarlo?Cualquier persona física o jurídica
puede acceder a sus propios datos.
¿Necesitas ayuda?Te ayudamos a SALIR DE DEUDAS

Te explicamos qué es la CIRBE, cuáles son sus funciones y qué datos registra esta Central de Información de Riesgo del Banco de España.

¿Se trata de otro fichero de morosos? Sigue leyendo y descúbrelo.

¿Estás en una situación de impago de deudas? Ya sea tarjeta revolving, intereses abusivos, un crédito exprés, o si estás en ASNEF u otros ficheros: contáctanos y te ayudaremos a solucionar tu caso particular.

¿Qué es la CIRBE?

Logo de la CIRBE

La CIRBE no es más que la Central de Información de Riesgo del Banco de España. Se trata de una base de datos que recoge y gestiona la información relacionada con los créditos o préstamos (llamados riesgos directos) y los avales o garantías (llamados riesgos indirectos) que mantiene una entidad bancaria con sus clientes.

Por otra parte, es importante saber que dicha base de datos es gestionada por el Banco de España, y que la CIRBE proporciona información a las entidades declarantes de las personas cuyo riesgo superen los 1.000 euros.

¿Quién puede ser inscrito en la CIRBE?

Esta Central de Información del Banco de España es un servicio público creado en 1972, y en ella están incluidos los datos de clientes bien sean personas jurídicas o físicas, ya sea como titular o como avalista. La central conserva un registro detallado del historial del cliente a quien se le ha otorgado un crédito o préstamo, el cual será consultado cada que sea necesario.

¿Es un riesgo que mis datos se encuentren en la CIRBE?

la CIRBE no es un fichero de morosos, sino es un registro detallado de los préstamos que una entidad financiera mantiene con su cliente y que pueda representar un riesgo. Esta información es suministrada a la entidad bancaria al final de cada mes y no representa ningún riesgo ni inconveniente para la persona inscrita.

¿Quién puede acceder a mis datos en la CIRBE?

Los datos que se encuentran en la CIRBE, pueden ser consultados por cualquier entidad financiera. Estas pueden solicitar información de un titular, si éste le solicita una operación de riesgo (préstamo o crédito); ya que esta es una información fundamental para valorar el perfil del posible deudor, y saber si ya posee un compromiso con otra entidad bancaria o financiera.

Cabe destacar que la entidad financiera no necesita la autorización del cliente para acceder a los datos. Y, por otra parte, el titular puede solicitar su propia información de la CIRBE, pero no puede solicitar información de otras personas, en este sentido la base de datos es confidencial.

¿Por qué existe la CIRBE?

Toda entidad bancaria está obligada a aportar los datos de los riesgos que mantienen con sus clientes al Banco de España y esta se actualiza mensualmente. La información del cliente en riesgo es valorada y supervisada por los responsables del financiamiento, con el fin de que el banco antes de otorgar un préstamo o crédito pueda saber si el cliente tiene la capacidad de cumplir con el compromiso que está solicitando.

¿Estás en una situación de impago de deudas? Ya sea tarjeta revolving, intereses abusivos, un crédito exprés, o si estás en ASNEF u otros ficheros: contáctanos y te ayudaremos a solucionar tu caso particular.

¿Quién es un cliente de riesgo?

El Banco de España considera que las cuantías superiores a los 1.000 euros en créditos otorgados a personas son operaciones de riesgo. Aquellas operaciones que acumulen un saldo superior a lo dicho anteriormente en diferentes operaciones también son consideradas de riesgo directo como por ejemplo; un primer crédito por 250 euros y otro de 750 euros para un total de 1.000 euros.

¿Qué tipo de datos arroja la CIRBE?

Datos inscritos en la CIRBE

La CIRBE arroja dos tipos de informes: el informe para la entidad bancaria que lo solicite, y el informe al cliente o titular que adquirió el préstamo. La primera contiene el importe total de riesgo, es decir, el total del crédito adquirido, como también el límite máximo del crédito, qué tipo de garantía tiene el titular y el plazo que tiene para cancelar el compromiso que adquirió con la entidad financiera.

El segundo informe es para el titular, este es un informe de riesgo de cada operación, contendrá su código de identificación, el nombre del banco o entidad financiera que otorgó la operación y, por supuesto, la cuantía de la deuda. Esto le da al cliente la tranquilidad de conocer el estado financiero y económico en el que se encuentra.

¿Qué pasa si los datos del titular en la CIRBE son incorrectos?

En el caso que de que los datos de un titular o cliente que están en la CIRBE sean incorrectos, o no correspondan al titular, éste deberá dirigirse a la entidad financiera el cual recogió los datos y solicitar la corrección. Al mismo tiempo deberá dirigir al Banco de España un informe con soportes de documentación para verificar y corregir dichos datos.

En tal caso, el mismo titular deberá dirigirse al Banco de España y presentar una reclamación para corregir o cancelar cualquier información que no corresponda a su persona o también puede el titular, si tiene una firma digital o DNI electrónico, dirigirse a la oficina virtual del Banco de España.

¿Qué pasa con mis datos una vez que cancelo la totalidad de mi crédito o préstamo financiero?

Personas verificando su informe de riesgos en CIRBE

El Banco de España como portador de la CIRBE, borrará los datos de la deuda cancelada y guardará la información referente al historial crediticio del cliente. Esto le dará al titular, la posibilidad de tener un historial financiero y contar con un perfil confiable, el cual servirá para futuras operaciones crediticias.

Entonces, considera que una vez hayas adquirido un préstamo o un financiamiento con cualquier entidad financiera, y necesitas adquirir otro en otro lugar, ellos ya tendrán tu información por la central de datos CIRBE. En ella se reflejará si tienes la capacidad financiera de cumplir tus compromisos, y será evaluada tu petición para saber si eres un cliente de riesgo o si tienes libertad económica para pagar las cuotas.

¿Cuáles son las fallas del sistema?

Cuando de controlar tu financiamiento se trata, cualquier importe por muy inferior que sea es importante.

Este sistema de datos deja por fuera el seguimiento mensual de los importes pequeños, así como las tarjetas de créditos, ya que si un cliente posee varias tarjetas y no tiene conocimiento del importe adeudado le traerá dificultad para ponerse al día.

Por otra parte, debido a que el sistema tiene un periodo de dos a tres meses estipulado para ingresar un cliente a la base de datos, estos podrían adquirir más de un crédito en diferentes entidades financieras, superando así su capacidad de pago.

Estos errores del sistema, podrían jugar a favor y en contra del mismo cliente. Pues ayuda a valorar el endeudamiento, el control de riesgo, asignación de préstamos y un mejor mercado de financiación.

¿Estás en una situación de impago de deudas? Ya sea tarjeta revolving, intereses abusivos, un crédito exprés, o si estás en ASNEF u otros ficheros: contáctanos y te ayudaremos a solucionar tu caso particular.

Si te ha gustado este artículo es posible que te interese leer:

Preguntas frecuentes sobre la CIRBE

¿Qué se inscribe en la CIRBE?

Riesgos financieros mayores a 1.000 euros.

¿Es la información en la CIRBE pública?

Sí, pero las personas solo pueden acceder a su propia información, no al perfil de terceros.

¿Quién puede solicitar informes a la CIRBE?

Cualquier persona física o jurídica puede solicitar un informe de riesgos de sus propios datos inscritos en la CIRBE.

Tatiana Palacios

Tatiana Palacios

Abogada con máster en derecho bancario y especializada en reclamaciones financieras. Junto a todo el equipo de Adiós Ficheros, defiendo el derecho de las personas a acceder a información honesta y transparente: Por un consumo financiero más justo y responsable.

Leave a Reply