Una de las principales dudas que surgen en relación los concursos de acreedores es: ¿Cuál es su duración?

Es normal tener esta inquietud, pues de la duración de este procedimiento depende el tiempo que te tome, como deudor, retomar tus finanzas. Mientras que, si eres acreedor, esto va a determinar cuándo recibirás el pago de tu crédito.

Sin embargo, así como es necesario, es también difícil determinar la duración de un concurso. Esto es así pues influyen muchos factores que dependerán de cada caso, algunos de estos son: la magnitud del patrimonio a liquidar, la naturaleza de los bienes, entre otros.

En este post te explicaremos cómo calcular la duración máxima de un concurso de acreedores, tomando en consideración todas las variables en juego.

Nuestro equipo asesor está especializado en la gestión y tramitación de concursos de acreedores. Contáctanos: te ayudamos a hacerlo fácil.

¿Cómo funciona el Concurso de Acreedores?

Concurso de acreedores, Cómo funciona el concurso de acreedores, duración máxima de un concurso de acreedores

Se trata de un proceso judicial cuyo principal objetivo es administrar las pérdidas sufridas por todos los acreedores comunes de un mismo deudor insolvente. Este se pone en marcha cuando se verifica que una persona física o jurídica se ha vuelto incapaz de asumir sus obligaciones financieras actuales.

Este proceso judicial lo puede solicitar tanto el deudor (cuando se encuentre en estado de insolvencia actual o inminente), así como también lo pueden solicitar los acreedores para exigir la devolución de sus acreencias.

Este procedimiento es llevado a cabo ante un juez Mercantil, quien a su vez designará un administrador concursal, cuya función será encontrar un equilibrio entre las pérdidas sufridas y el patrimonio del deudor.

Como te hemos dicho anteriormente, la duración del concurso de acreedores puede variar dependiendo de factores antes mencionados y sobre todo por la complejidad de la fase de liquidación.

Fases del Concurso de Acreedores

Cada fase del concurso tiene un objetivo y duración diferente. Acá te las explicamos todas:

Solicitud del Concurso de Acreedores

Solicitud del Concurso de acreedores

Esta fase de solicitud es muy importante, ya que el deudor tiene solo dos meses (desde que se enteró de su insolvencia) para ir ante el juez Mercantil y presentar dicha situación. Más que un derecho, el deudor está obligado a comunicar su insolvencia ante el juzgado y sus acreedores.

De no ser así, podría recibir sanciones que le impedirían gozar de algunos beneficios. Y la calificación del concurso podría ser culpable de llegar a demostrarse que el deudor ocultó su insolvencia en perjuicio de los acreedores.

Nuestro equipo asesor está especializado en la gestión y tramitación de concursos de acreedores. Contáctanos: te ayudamos a hacerlo fácil.

Fase común

Esta es la primera fase del concurso, y tiene inicio una vez hecha la solicitud. Durante esta fase el juez hará evaluación de la declaración de insolvencia por el deudor y determinará sí debe proceder alguna medida cautelar.

Se declara abierto el concurso de acreedores una vez evaluada la solicitud, y el juez asignará un administrador concursal, quien determinará cuál es el patrimonio del deudor, separando los activos y los pasivos, y de igual manera se clasificarán los créditos a pagar. Cabe señalar que dicha apertura tendrá lugar al siguiente día hábil a la solicitud.

Fase de convenio

Esta fase tendrá lugar si el deudor no ha solicitado la liquidación en las fases anteriores, o si no hay una propuesta anticipada de convenio.

En esta fase, tanto el deudor como los acreedores, presentarán sus propuestas de convenio (plazos de pagos, quitas o reducciones) las cuales se someterán a votaciones entre los acreedores, y la más votada se someterá a evaluación del juez, quien deberá determinar si es o no viable.

Fase de liquidación

fase de liquidación en el concurso de acreedores

Esta es la fase en la que se liquida el patrimonio del deudor y tiene lugar una vez terminada la fase del convenio. Esta liquidación también puede ocurrir en las fases anteriores si así lo solicitase el deudor.

Durante esta fase, los bienes que conforman el patrimonio del deudor serán subastados o enajenados mediante venta directa, para satisfacer los créditos.

Esta es la fase con duración más variable, puede tardar desde solo unos meses hasta unos cinco años. Todo va a depender de cuántos bienes conformen en patrimonio del deudor, así como de su naturaleza y ubicación.

Fase de calificación

Esta es la fase donde el juez califica el concurso, para ello, analizará las circunstancias que produjeron la insolvencia del deudor. En esta fase se determinará si la insolvencia ha sido intencional provocando perjuicios a sus acreedores y de ser así el concurso será calificado culpable, por lo que el deudor recibirá sanciones.

Ley de segunda oportunidad

ley de segunda oportunidad

En caso contrario a lo anterior, si el concurso es calificado fortuito, es decir, se determina que el deudor actuó de buena fe queriendo pagar sus deudas, pero no lo logró, entonces el concursante puede acogerse a la ley de segunda oportunidad.

Si el beneficio de esta ley se solicita antes de la apertura del concurso de acreedores, entonces tendrá una duración de tres meses. Esta fase de acuerdo extrajudicial es llamada Preconcurso de acreedores.

Nuestro equipo asesor está especializado en la gestión y tramitación de concursos de acreedores. Contáctanos: te ayudamos a hacerlo fácil.

Leave a Reply