Cuando nuestro nivel de liquidez mensual se ve cada vez más disminuido, lo mejor es tomar acciones tan pronto como sea posible, para así evitar el impago. Para ello, los deudores cuentan con un abanico de opciones disponibles para cada caso.

Una de estas alternativas es la de reunificar deudas con ING. Una operación financiera que promete facilitar el pago de todas tus deudas agrupándolas en un solo crédito.

En este artículo te explicaremos a detalle todo lo referente al crédito de reunificación ofrecido por ING, desde sus ventajas e inconvenientes hasta los costes de su contratación. Sigue leyendo y saca tus propias conclusiones.

¿Estás en una situación de impago de deudas? Ya sea tarjeta revolving, intereses abusivos, un crédito exprés, o si estás en ASNEF u otros ficheros: contáctanos y te ayudaremos a solucionar tu caso particular.

ING

ING Group N.V. es una institución financiera con presencia en España desde el año 1982. En la actualidad, tiene operaciones en más de 40 países del mundo. Su origen es neerlandés y además de servicios relacionados a la banca, ofrece también servicios de seguros e inversiones. 

El banco ING Direct forma parte al grupo neerlandés con el mismo nombre, se caracteriza por su principal producto, su Cuenta Naranja, la cual es de modalidad ahorro y libre de comisiones. Hoy día ING Direct ofrece en España un abanico más amplio de opciones que van desde planes de pensiones hasta seguros de vida.

¿En qué consiste la reunificación de deudas?

cómo reunificar deudas

La reunificación de deudas es una operación financiera mediante la cual puedes reunir en un solo préstamo las cuotas de todas tus deudas pendientes. Así pues, si mensualmente pagas una cuota por el préstamo del coche, otra por la hipoteca, otra por las tarjetas de crédito y una más por remodelación, entonces con la reunificación podrás pagar todos estos créditos de forma más cómoda en una sola cuota, la cual puede incluso ser un 50% más bajo que las anteriores.

La razón por la que es esto posible es que el nuevo crédito de reunificación será destinado directamente a pagar tus deudas pendientes, las cuales se extinguirán de inmediato. Así, solo quedarás obligado a pagar el nuevo crédito de reunificación.

No se trata de una forma de ahorrar dinero, ni de salir de deudas más rápido. Al contrario, con el crédito de reunificación probablemente pasarás más tiempo endeudado, pues el plazo de amortización del nuevo crédito puede llegar a ser dos veces más largo que el de las deudas anteriores.

Eso sí, a cambio de alargar el plazo de amortización, el crédito de reunificación tendrá cuotas mensuales mucho más bajas que la suma total de las deudas que extinguió. Es decir, que si antes solías pagar, entre todas tus cuotas, unos 2.000 euros mensuales, con la reunificación podrías pagar hasta 700 euros mensuales.

Esto no significa que tu deuda sea ahora más barata, sino que el capital está ahora dividido en más cuotas, por lo que resultan más cómodas de pagar y de adaptar a tu liquidez mensual.

¿Cuándo solicitar la reunificación de deudas?

La reunificación de deudas es una alternativa conveniente para personas que tienen múltiples deudas de diferente naturaleza (tarjetas de crédito, hipoteca, préstamo personal, etc.). Sobre todo cuando la suma total de sus cuotas sobrepasa la capacidad económica del deudor a fin de mes.

El momento ideal para solicitar la reunificación de deudas es tan pronto como te das cuenta de que estás teniendo problemas para pagar. Es decir, cuando te encuentras en riesgo de quedar insolvente.

En este sentido, se dice que una persona está en riesgo de insolvencia cuando:

  • Su liquidez disminuye más cada mes.
  • Ha tenido que recurrir a las tarjetas de crédito para pagar otras deudas.
  • Ha tenido que pedir dinero prestado para pagar deudas.
  • Tiene problemas para cubrir sus necesidades básicas.
  • Ha empezado a recibir notificaciones de cobro por parte de sus acreedores.

Es importante estar atento a estas señales y tomar las acciones correspondientes de forma oportuna, pues dilatar el asunto solo provocará que las deudas aumenten y hará más difícil pagar. Cuando el problema no mejora la persona terminará inscrita en un fichero de morosos, lo que disminuirá en gran medida sus posibilidades de negociación. Así que lo mejor es solicitar la reunificación antes de insolventarse.

Reunificación de deudas con ING

ING ha lanzado al mercado financiero un nuevo producto crediticio que consiste en un préstamo de reunificación libre de comisiones y con un TIN de 8,95% y una TAE de 10,42%. Este crédito está disponible para ser contratado a través de la plataforma digital del banco, por lo que se trata de un producto 100% en línea, y no amerita trasladarse a la entidad para ser adquirido.

La reunificación de deudas con ING te permite agrupar todas las cuotas mensuales de tus deudas en un solo préstamo. Para ello, podrás elegir el importe que necesitas cubrir y las cuotas que serías capaz de pagar mensualmente, así como también cuánto tiempo necesitarás para devolver todo el capital (plazo de amortización).

Ventajas de reunificar deudas con ING

Más liquidez

Al bajar las cuotas mensuales, con la reunificación de deudas de ING podrás aumentar tu nivel de liquidez mensual. Esto significa que tendrás más dinero disponible a fin de mes para asumir otros gastos básicos como comida, educación, vivienda, transporte, entretenimiento, etc.

¿Estás en una situación de impago de deudas? Ya sea tarjeta revolving, intereses abusivos, un crédito exprés, o si estás en ASNEF u otros ficheros: contáctanos y te ayudaremos a solucionar tu caso particular.

Pagos más cómodos

En vez de tener que calcular la tasa de interés de tres o más deudas a la vez, solo tendrás que encargarte del crédito de reunificación. Esto también significa simplificar los pagos y mantener tus finanzas en orden.

Fácil contratación

El crédito de reunificación de ING puede ser contratado de forma 100% online presentado una serie de requisitos que explicaremos más adelante. También puedes adquirirlo vía telefónica o acudiendo a una sede de la entidad bancaria.

Evitas el impago

Al reunificar deudas con ING te mantendrás al día con tus pagos, pues las cuotas mensuales serán bajadas a un nivel que tú puedas asumir mensualmente. Esto significa que evitarás retrasarte en las cuotas y por lo tanto no serás inscrito en los molestos ficheros de morosos.

Sin comisiones

El crédito de reunificación de ING está totalmente libre de comisiones. Por lo que al momento de tu contratación no deberás pagar nada por comisión de apertura. Así como tampoco deberás pagar por concepto de amortización parcial ni por cancelación total anticipada, en caso de que desees pagar tu crédito antes de la fecha de vencimiento.

Sin productos vinculados

Otra de las ventajas del crédito de reunificación de ING es que no requiere contratar productos vinculados. Esto quiere decir que no hace falta que adquieras ninguna póliza de seguro ni nada por el estilo en caso de adquirir este préstamo.

Sin nómina

Por último, el crédito de reunificación de ING es concedido sin necesidad de domiciliar la nómina. Lo que significa que no tendrás que atar tus ingresos fijos a este producto.

Desventajas de reunificar deudas con ING

La deuda aumenta

La principal desventaja de la reunificación con ING es que, aunque las cuotas terminen siendo más bajas y cómodas de pagar, la verdad es que a largo plazo terminas pagando más.

Pasas más tiempo endeudado

Para lograr cuotas más bajas, necesariamente deberás alargar el plazo de amortización en comparación con el que tenías en tus deudas anteriores. Por lo que será inevitable que pases más tiempo endeudado.

Tendrás que hipotecar

La reunificación es una operación financiera pensada para deudores con problemas de liquidez, lo que significa que es una operación riesgosa para cualquier entidad bancaria o financiera. Como resultado, lo más probable es que ING te exija que ofrezcas un inmueble en hipoteca para otorgarte el crédito de reunificación.

Requisitos para reunificar deudas con ING

reunificar deudas con ING

Para reunificar deudas con ING deberás presentar los siguientes requisitos:

  • DNI vigente.
  • Todos los recibos de pagos de los préstamos que pretendes reunificar.
  • Escritura del inmueble que estás dispuesto a hipotecar.

Requisitos adicionales para asalariados:

  • Tu contrato de trabajo.
  • Las tres últimas nóminas.
  • Declaración de renta o IRPF del año anterior.

Requisitos adicionales para autónomos:

  • Declaración de la renta de los últimos dos años.
  • El IVA anterior.
  • Los tres últimos recibos de autónomo.

Requisitos adicionales para pensionados:

  • Certificado de seguridad social.
  • Justificación de ingresos.
  • Última declaración de la renta del año anterior.

¿Qué deudas se pueden reunificar con ING?

Con la reunificación de ING puedes pagar todo tipo de deudas, como:

  • Tarjetas de crédito.
  • Préstamos personales.
  • Préstamo por el coche.
  • Hipoteca.
  • Minicréditos.

¿Cuál es el límite de los créditos de reunificación de ING?

Para su crédito de reunificación de deudas, ING ha establecido como límite mínimo para  no clientes la cuantía de 6.000 euros. Mientras que, como límite máximo establece el importe de 60.000 euros. Por otra parte, a quienes ya forman parte de su cartera de clientes, ING ofrece la posibilidad de adquirir créditos de reunificación a partir de 300 euros.

Gastos asociados a la reunificación de deudas con ING

Aunque el crédito de reunificación de ING es totalmente libre de comisiones, aun tendrás que asumir otros gastos asociados a este tipo de crédito. Entre estos gastos se encuentran:

  • La tasación del inmueble a hipotecar (en caso de que te lo exijan).
  • Los honorarios correspondientes al notario y gestor.
  • Los gastos registrales por la constitución de la hipoteca.

¿Estás en una situación de impago de deudas? Ya sea tarjeta revolving, intereses abusivos, un crédito exprés, o si estás en ASNEF u otros ficheros: contáctanos y te ayudaremos a solucionar tu caso particular.

Leave a Reply