No importa cuando leas esto, estar dentro de un fichero de morosos puede ser una verdadera calamidad. El acceso a financiamientos se ve completamente limitado, así como un montón de otros servicios. El Registro de Aceptaciones Impagadas es uno de los ficheros más populares de España. En este artículo te explicaremos qué es RAI, cómo puedes consultarlo y cómo salir de él.

¿Qué es RAI?

qué es RAI

Al tratar de responder qué es RAI, los primero que nos llega a la mente es qué significan las siglas RAI. Estas representan el Registro de Aceptaciones Impagadas, se trata de una organización que lleva una base de datos de solvencia. Es similar a otros ficheros de morosos como lo son ASNEF, Cirbe o Experian. RAI guarda un registro de impagos dejados por empresas de todo tipo, desde PYMES hasta grandes transnacionales.

El Registro de Aceptaciones Impagadas se caracteriza por incluir exclusivamente en sus ficheros personas jurídicas, es decir, compañías, asociaciones, empresas fundaciones, etc. RAI registra como su nombre lo indica únicamente impagos que han sido aceptados. Por impagos aceptados o aceptaciones impagadas nos referimos a documentos de crédito que han sido firmados por el deudor reconociendo la existencia de una obligación dineraria y que constan de fuerza ejecutiva.

Algunos ejemplos de aceptaciones impagadas son los siguientes:

  • Letras de Cambio.
  • Cheques de Cuenta Corriente.
  • Pagarés.
  • Recibos de pago (siempre que cumplan los requisitos a pesar de no tener fuerza ejecutiva).

¿Cómo funciona RAI?

qué es rai

El registro cuenta entre sus miembros con entidades financieras como bancos, cajas de ahorro, cajas rurales, cooperativas de crédito y demás establecimientos de crédito. Estas entidades se encargan de suministrar los datos de solvencia de deudores al registro. Por su parte, a los deudores le son dados 90 días para saldar la aceptación impaga, al transcurrir los 90 días sin que el deudor se haya puesto al corriente este es introducido en el fichero.

Quienes se encuentran en un fichero de morosos conocen las severas consecuencias que esto puede traer para su vida financiera. El registro funciona como lista negra para quienes intentan acceder a financiamiento, el RAI toma los datos de solvencia y los almacena con el fin de facilitar el proceso de control de riesgo de las entidades financieras. Personas que se encuentran en ficheros de morosos representan un mayor riesgo y por tanto no es recomendable prestarles dinero.

Para ingresar en el fichero no basta con solo haber dejado una aceptación impagada. A diferencia de ASNEF, RAI si cuenta con un monto mínimo para ingresar en el fichero, es necesario haber dejado una aceptación impaga de al menos 300€ para que RAI puede ingresarte en su lista negra.

¿RAI Caduca?

Esta es una de las preguntas más comunes que tienen las personas que se encuentran en el fichero de morosos RAI. Al igual que en todos los ficheros de morosos, las empresas que los administran no pueden conservar por siempre nuestros datos de carácter personal en sus archivos. En el caso de RAI el tiempo limite de permanencia en el fichero es de 30 meses.

Si ha transcurrido este lapso de tiempo y por cual fuera el motivo no has podido cancelar la aceptación impaga, RAI esta obligado a remover tus datos del fichero. Hay que aclarar que esto no quiere decir que la deuda prescriba ni nada parecido, solamente desaparece tu nombre del fichero, más no la deuda.

¿Cómo consultar RAI?

Los Ficheros de Morosos RAI son exclusivos para los acreedores y empresas dedicadas a la promoción y emisión de informes de solvencia. Esto quiere decir que no cualquiera que se le antoje puede ir y revisar los ficheros de RAI. Por lo general, son los acreedores, ya sean personas físicas o jurídicas, quienes consultan el fichero al haber concedido créditos a empresas o están siendo solicitados para un crédito. Por su parte, las empresas que se dedican a emitir informes de solvencia pueden acceder a datos bastante limitados y para ello deben cancelar una prima.

La consulta de los ficheros RAI es bastante limitada, los únicos medios para ello son los siguientes:

  • A través del sitio web oficial del Registro de Aceptaciones Impagadas, mediante el accesos para usuarios (quienes han pagado la prima); y
  • Vía llamada telefónica, por tramas de información, habiendo previamente verificado por motivos de seguridad la conexión con el fichero y habiendo aportado los datos de usuario.

Para consultar RAI por cualquiera de los métodos que hemos mencionado, es necesario haberse registrado por el portal de RAI y haber contratado el servicio, aceptando las condiciones y pagando la prima.

Los Derechos ARCO y RAI

Cómo debes haber notado ya, consultar RAI no es nada sencillo. La razón de ello es que las personas jurídicas no se encuentran plenamente protegidas por el Reglamento General de Protección de Datos de la Unión Europea. Es por esta razón que es más difícil a Derechos como el de Acceso, Rectificación, Cancelación u Oposición. sin embargo, se ha logrado que jurisprudencialmente se reconozca el derecho al honor de las personas jurídicas.

Tal reconocimiento implica que los datos de personas jurídicas publicados en ficheros de morosos como RAI o ASNEF Empresas deban estarse actualizando de forma constante. Así puede darse fe de que los datos publicados en los ficheros son verídicos.

¿Cómo salir de RAI?

Tal vez pueda sonar muy simple pero realmente la forma más sencilla de salir de los ficheros de RAI es pagando la deuda pendiente. Al saldar la deuda con el acreedor que nos ingresó al fichero podremos solicitar directamente la baja.

Para solicitar la baja debemos dirigirnos a la entidad acreedora con el comprobante de pago o el documento que certifica la solvencia y el acreedor está en la obligación de tramitar la baja.

Otro método es dirigirnos directamente a las Registro de Aceptaciones Impagadas con el comprobante de pago y solicitar la baja. En caso de que no puedas dirigirte a la oficina del RAI puedes realizar el trámite por correo certificado.

qué es RAI

Si decides realizar el trámite por correo certificado, debemos incluir además del comprobante de pago, copia de la tarjeta del CIF del acreedor. naturalmente, en la carta también deberán incluirse los datos de la persona jurídica como copia del DNI del representante o apoderado, y la tarjeta del CIF de la compañía.

Al realizar este trámite directamente con el registro muchos usuarios han reportado haber logrado salir más rápido del fichero. Esto se debe a que al comunicarse directamente con el fichero se ahorran el tramite administrativo por el que debe pasar el comprobante de pagos en la entidad acreedora antes de llegar al RAI.

Esperar la caducidad

Otra forma de salir de los ficheros de RAI es esperando su caducidad. Cómo mencionamos más arriba, el tiempo en el que los datos tu empresa pueden permanecer en el fichero es limitado y expira pasados los 30 meses. Por lo general recomendamos hacer frente a nuestras obligaciones financieras, sin embargo, esta es una buena opción para quienes no tienen liquidez para salir de deudas por el momento. También es importante recordar que, transcurrido el lapso de 30 meses, es decir, 2 años y medio, la deuda no es exonerada, solamente los datos de la empresa salen del fichero.

¿Necesitas Ayuda?

Si tu empresa se encuentra en los ficheros de RAI y necesitas salir con urgencia, podemos ayudarte a encontrar la opción que más te beneficie.

En Adiós ficheros contamos con un equipo de profesionales especializados en Finanzas y Derecho Bancario. Nuestros profesionales pueden analizar tu caso particular y diseñar un plan de acción para retomar las riendas de tu vida financiera.

Leave a Reply